Pasos para el baño de su bebé

Pasos para el baño de su bebé

Primero, hay que determinar en qué condiciones ambientales el pequeño recibirá el baño. Se debe localizar la habitación más cálida de la casa, colocar una bañera infantil o una ponchera vacía.  La temperatura ambiente adecuada es de 24 a 26 grados centígrados, y la temperatura del agua debe ser de 30 a 32 grados. Antes de empezar, pruebe el agua con el codo o la mano del adulto.

La duración máxima del baño no debe exceder los 25 minutos, y si es posible, el padre y la madre deben colaborar.

Quítele la ropa al bebé y envuélvalo en una manta, moje el paño y exprima el exceso. Suavemente, lave cada lado de la cara, limpiando los ojos desde la nariz hacia afuera. Con un paño, limpie los pliegues de las orejas y atrás de ellas. Luego, séquelo.

Con el bebé todavía envuelto en una manta, tómelo de forma en que sienta seguridad de no dejarlo caer, aunque tenga las manos enjabonadas. Mójele la cabeza con el paño y el agua, enjabónelo con su mano o con un cepillo infantil suave. Quítele el jabón por completo y séquelo.

Quítele la manta y colóquelo en una mesa frente a usted, sobre una toalla. Con el paño húmedo, limpie el área del pañal, y luego para meterlo en el baño, tome la cabecita en una mano y enjabone el cuerpo usando otro paño limpio. Es un poco difícil al principio, por lo que si cuenta con la ayuda de otra persona, alguien podría sostener al niño con las dos manos mientras que el otro lo lava.

Al terminar, hay que secar muy bien y con mucho cuidado al bebé, y abrigarlo.

Consejos:

• Nunca olvide revisar que el agua tenga la temperatura adecuada.

• Bajo ninguna circunstancia deje sólo al bebe, no importa si suena el teléfono, el timbre, etc.

• Siempre revisa la piel de tu bebé para ver si hay algún cambio.

• Es mejor bañar al bebé cuando está más tranquilo.

• Use jabones neutros de glicerina, jabones de avena o jabón blanco. Existen varios productos especiales para este fin. Revise siempre que sean de marca, pues la piel de bebé es muy delicada, y algun producto no adecuado puede producirle reacciones alérgicas.

• No se recomienda el uso de shampoo de ningún tipo en niños menores de 6 meses, para impedir inflmaciones en el cuero cabelludo y en la piel bebé. Después de esa edad, es bueno usar productos que no causen irritación a sus ojos

• Secar bien al niño, en  las zonas de pliegues, para impedir la posibilidad de dermatitis e infecciones por hongos en el futuro cercano.

• No abusar del talco luego del baño ya que el bebé puede aspirarlo; y tampoco colonia o crema de ningún tipo, a menos que su pediatra lo indique.

• Es mejor secar al niño con una toalla grande para evitar que le dé frio.

• Si tu hijo no quiere salir de la bañera por estar jugando, restrígenle el tiempo. Por ejemplo, dale 15 minutos para que juegue y cuéntaselos con un reloj-alarma. Una vez que suene, se le acabó la diversión, ¡a secarse!