Parque Mirador Oeste, entre lo histórico y natural

Parque Mirador Oeste, entre lo histórico y natural

La ciudad de Santo Domingo cuenta con un parque de gran interés histórico donde su mayor atractivo son las ruinas que en él se encuentran.

Este es el Parque Mirador Oeste, el cual cientos de personas de diferentes puntos, de esta parte de la ciudad capital, van a disfrutar del ambiente natural que persiste.
Hermosos árboles bien cuidados, algunas zonas para el recreo de grandes y chicos, entre otros atractivos, hacen de este jardín un tesoro escondido de la naturaleza.

Historia. Es difícil que en un parque de la ciudad de Santo Domingo se pueda combinar la naturaleza con la historia, pero en este sí, ya que en su interior cuenta con la Ruina o Palacio de Engombe. Una antigua estructura colonial del siglo XVI, donde  se fundó el ingenio Santa Ana. El mismo estuvo funcionando desde 1528 al 1534.

De acuerdo a informaciones ofrecidas por el historiador Samuel Bisonó este nombre es debido a la voz africana que denomina  /n-gombe/ al ganado o a los bueyes, palabra que se ha quedado al transcurrir el tiempo.

Aunque solo quedan ruinas, en sus inicios este lugar contaba con un palacio, un almacén, un trapiche y una iglesia. Fue administrado por los genoveses Esteban Justiniano y Pedro Vásquez.

Medio ambiente y cultura. Con el objetivo de lograr que la misma sea un complemento turístico, el Ministerio de Medio Ambiente diseñó la Eco-ruta Oeste que lleva al visitante en bote  a conocer, además del parque, los ingenios Nigua y Diego Caballero, y el Banco de Semillas Endémicas, ubicados en Nigua, San Cristóbal.

Asimismo esta entidad  ejecutó un programa de saneamiento del río Haina, para disfrutar, además de sus árboles, una buena zambullida, con este sofocante calor, en sus tibias aguas.

Es bueno aclarar que la recuperación de las fuentes de agua, también han abarcado los tres humedales que tiene el área protegida, donde conviven peces, cangrejos y tortugas.

Mientras que el Ministerio de Cultura, inició un proceso de recuperación de las ruinas, que abarcó la rehabilitación de la estructura y el levantamiento de toda la información histórica.

Logrando que los visitantes no solo disfruten de los atractivos naturales que tiene, sino del valor histórico del lugar.

Terrenos del parque. El Parque Mirador Oeste posee una superficie de 4.5 kilómetros cuadrados y para su gestión, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales lo dividió en tres senderos, Palacio o Ruina de Engombe-Autopista 6 de Noviembre; La Cañadita,  provincia Santo Domingo y Haina-Manoguayabo, provincia San Cristóbal.
Sus terrenos fueron declarados área protegida en 1993, mediante el decreto 183-93 del presidente Joaquín Balaguer, que ordenaba la creación de un cinturón verde que rodeara el entorno urbano de la ciudad de Santo Domingo.

Desde el 2009, el Ministerio de Medio Ambiente tiene bajo su responsabilidad el cuidado del parque y desde esa fecha realiza un inventario de la flora y la fauna por cada uno de los senderos para saber  cuáles especies se encuentran en ellos.

Tomar en cuenta. Llevar ropa fresca, llevar repelentes, tiene áreas de picnic, si les interesa darse un chapuzón, trajes de baños. Recomendado para visitarlo con amigos y familiares

Dirección. A 15 minutos del centro de la capital, en la autopista Seis de Noviembre, entre San Cristóbal y la provincia de Santo Domingo. Antes de cruzar el peaje.