Paro fue total en mercados binacionales; pérdidas crecen

Paro fue total en mercados binacionales; pérdidas crecen

DAJABON. Fue nulo el mercado binacional por el paro convocado por la Federación de Transportistas  y los comerciantes de los pueblos fronterizos.  Solo en Pedernales hubo ventas, pero escasas.

Durante las primeras  horas fueron detenidos hasta  los  autobuses de las compañías privadas de transporte dominicanas que viajan a Haití, así como los  del vecino país que regresaban. No hubo ninguna actividad y el gran portón de hierro atendido por oficiales de ambas naciones, estuvo herméticamente cerrado.

A los haitianos que regresaban a pie a su país por la frontera se les dejaba pasar sin ningún tipo de  productos dominicanos, solo con sus pertenencias.

El presidente de la Federación, Freddy Morillo, dijo que el paro es una muestra de que el pueblo dominicano tiene capacidad para paralizar el mercado y darse a respetar.

La  senadora  Sonia Mateo expresó que el paro era necesario, debido a que hay que darle a entender a Haití que los productos que exporta la República Dominicana son de buena calidad.

Dijo que asumía que las relaciones  mejorarían luego de  la visita del presidente Danilo Medina.

“No debieron ponernos veda. Entiendo que es por un interés personal. Es decir que cada vez que ellos quieran hacer una de estas barbaridades lo hacen.  Nosotros pensábamos que el Gobierno de Michel Martelly iba a enrumbar a ese país por el mejor sendero. Pero  por lo que vemos no, pues ha cometido grandes errores”, dijo la senadora.

Advirtió que  esta situación provocada por la indelicadeza de las autoridades es un gran desliz, un grave error e ignorancia  del Gobierno haitiano.

“Esa actitud acerca de lo que es el negocio aquí en la frontera, los hace prepotentes”, observó.

A los pobres. La Red Fronteriza Jano Siksé advirtió  que la paralización  afecta más a las poblaciones  marginadas y pobres  de la frontera, no a las grandes empresas y negociantes. Dijo que el comercio también fue nulo en Jimaní y  en  Elías Piña.

 “Miles de personas que cruzan la frontera para  comprar  alimentos no han podido. Solo el mercado de Pedernales operó con relativa normalidad,  aunque hay tensión”.