¿Para qué?

¿Para qué?

Hipólito Mejía ganará la convención del 6 de marzo, obtendrá la nominación presidencial, unificará al Partido Revolucionario Dominicana y ganará las elecciones de mayo del 2012.

Cuando anunció su aspiración de buscar la Presidencia de la República dijo:

“En cuanto a mi partido, el glorioso Partido Revolucionario Dominicano, el partido de la esperanza nacional, me comprometo a trabajar por su unidad y a convertirlo en lo que dice nuestro Estatuto, una organización al servicio del pueblo.

“Compañeros y compañeras, entre todos tenemos que hacer del PRD una organización unida, democrática, disciplinada y combativa, capaz de reconquistar el Poder para conducir al pueblo a la realización de sus metas políticas, económicas y sociales.

“La campaña interna que iniciamos en el Partido Revolucionario Dominicano es una gran oportunidad para que nuestra militancia reitere el orgullo de pertenecer a una organización política edificada sobre los más profundos valores democráticos.

“Ustedes me conocen: saben que nunca hice profesión de sectarismo; que siempre abrí oportunidad a la participación de todos en el gobierno, sin hacer distinciones odiosas entre quienes se alinearon a uno u otro lado en las competencias políticas internas.

“Con nosotros los perredeístas pueden estar seguros de que podrán entrar al Palacio Nacional y encontrar funcionarios que los reciban y los conozcan.

“Doy garantías a todos, y lo digo avalado por lo que ha sido mi accionar de siempre. Y sigo siendo el mismo: el mismo, pero renovado. El mismo, que ha sabido aprender de sus aciertos y desaciertos.

“Dominicanos, estoy convencido de que la solución a nuestros problemas no puede ser la obra de una sola persona, ni siquiera la acción de un Partido actuando unilateralmente. Tiene que ser la obra de todos, donde el amor por el país, las ideas, la inteligencia, el sacrificio, la voluntad y la participación de cada joven, de cada hombre y cada mujer, estén presentes. Dominicanos, compañeros, amigos y amigas, hoy, desde este lugar, les invito a ser parte de esta jornada por un mejor país, pero para todos.

“Mi deseo para los jóvenes es el mismo que como padre he tenido para mis hijos, quienes a través de la educación y el trabajo honrado han hecho realidad sus aspiraciones.

“Tengo un compromiso con la mujer dominicana. En nuestro país, la desigualdad, la inseguridad y la falta de oportunidades, golpean duramente a la mujer”.

Más que frases para un discurso son el sentir del Partido Revolucionario Dominicano que culmina con la promesa:

“Voy a trabajar por el bienestar de todos, convencido de que la sociedad necesita un rumbo distinto y tengo la certeza de que es posible un país mejor, pero para todos”.