Para endulzar  el Día
de los Santos Reyes

Para endulzar  el Día <BR>de los Santos Reyes

El Día de los Santos Reyes está matizado por la mágica inocencia de los niños, quienes aprovechan este asueto para dejar volar su imaginación en cuanto a los juguetes deseados.  Sin embargo,  no  sólo son juguetes, los Reyes Magos también vienen acompañados de típicas delicias dulces que se pueden comprar o  elaborar en casa, mientras se comparte en familia.

El dulce más típico de los Reyes Magos es el roscón, procedente de España, donde se le da grandes connotaciones  de la  cultura cristiana.

El roscón de Reyes, llamado también “rosca o rosco de Reyes” en Hispanoamérica, consiste en un bollo elaborado con una masa dulce con forma redonda,   adornado posteriormente  con rodajas de diversas frutas cristalizadas,   escarchadas o confitadas, siempre de colores distintos.

Se rellena con  nata, crema, y también con  moka. En España, país de origen de este emblemático dulce, se le suele   introducir en el  interior  algunas sorpresas para que sean descubiertas por los niños al comerlos.

¿Qué se le introduce?    Según la leyenda, diminutas  figuritas de  la Virgen  María,  San  José, la cultura es que quien las encuentre al comer  debe pagar el roscón. Es un postre que se sirve justo el Día de Reyes. En España está en todas las reposterías.  

Países donde ha encontrado arraigo este dulce.  Los países hispanos donde tiene presencia el roscón el Día de los Santos Reyes Magos son: Argentina,   México,  Portugal, donde generalmente suele  acompañarse  con una  taza de chocolate. Es ideal  en el desayuno y para las meriendas. Se puede servir en el desayuno o en la merienda.

¡Ah!, pero no sólo el roscón  podrá   saborear, sino de otras delicias dulces.

Para que haga este día más placentero junto a sus hijos mientras se involucra en el  mágico y fantástico mundo de los juguetes, ¡Vivir! consultó a la reconocida chef dominicana Eugenia  Rojo, quien  nos dio algunas propuestas gastronómicas dulces.

 La chef nos preparó dos ricos postres con los que   agradar a los niños y niñas y -¿por qué no?- también a los adultos.

Las recetas

Helado para  Reyes

2 tazas de agua

4 tazas de Ruby Port 

1/2 taza de azúcar

2 anís estrellado

6 lonjas finas de naranja

12 higos

2 cucharadas de mantequilla

1 cucharadita de azúcar

1/2 cucharadita de canela en polvo

1/2 taza de nueces

Helado de vainilla

Preparación.  Con la mantequilla, dore las nueces junto a la cucharadita de azúcar y canela por 5 minutos a fuego mediano. Escurra en papel y reserve. Lleve al fuego el agua, vino (Ruby Port) y azúcar. Cuando el azúcar se disuelva, baje el fuego y cocine por 25 minutos o hasta formar un sirope. Ponga los higos, la naranja, el anís, y deje reposar media hora. Retírele el anís y la naranja. Ponga el helado en una copa, póngale sirope,   higo, nueces ¡y disfrute!

Merienda para   Reyes Magos

 Ingredientes

1 1/2 taza   de crema para batir

 4 cucharadas   de azúcar

 1 taza de   granola 

 3 albaricoques

 1/2 cucharadita de vainilla 

 Hojas de menta  para  decorar

Preparación.   Mezcle el azúcar y la crema de batir.  Bata  hasta que esté a  punto de nieve. Agregue la vainilla y mezcle con los albaricoques y la granola,  sirva y decore con las hojas de menta.

Roscón  de Reyes casero

Ingredientes  para la masa madre: 50 gramos  de harina

20 gramos  de levadura fresca

 4 cucharadas de agua

Ingredientes para la masa del roscón

450 gramos  de harina de fuerza

60 cl de leche

 70 gramos  de mantequilla

2 huevos

20 gramos  de levadura fresca

1 chorrito  de ron

1 pizca  de sal

150 gramos  de azúcar

La piel de media naranja rallada

La piel de medio limón rayado

 4 gotas de agua de azahar

Otros ingredientes: yema de huevo, azúcar mojada con agua y fruta confitada

Preparación. Primero se amasan los ingredientes para la masa madre.  Se hace una bola y se pone en remojo   en un bol con agua caliente. Mientras hacemos la otra masa del roscón reservamos esta primera bola.  Posteriormente se mezclan todos los ingredientes especificados para la masa del roscón. Mientras, se observa  que la  masa  madre  se hace grande y flota en el bol, entonces se une a la anterior. La masa mezclada se deja levar tapada durante dos horas por lo menos. Pasado ese tiempo, se le da forma de roscón y se deja levar una hora más. Finalmente, se pinta el roscón con yema de huevo y se lleva al  horno, a unos 180ºC durante  20-25 minutos o hasta que se  vea dorado. Por último, se esparce por encima azúcar mojada con agua y la fruta confitada.