Para el  sheriff Arpaio Ley de Arizona no es nada nuevo

Para el  sheriff Arpaio Ley de Arizona no es nada nuevo

PHOENIX. AP. Quiere saber cómo funcionará en la práctica la nueva ley de Arizona para combatir a los indocumentados? Pregúntele al sheriff del Maricopa County, Joe Arpaio.  Después de todo, él y sus hombres llevan años pidiéndole a la gente prueba de su status migratorio.  “Esto no es gran cosa”, sostuvo Arpaio en declaraciones a la AP. “Lo vengo haciendo desde hace tiempo. Y no he visto a nadie boicoteando el estado”. 

La nueva ley de Arizona incorpora muchas de las medidas que usa Arpaio en la zona metropolitana de Phoenix, donde instaló una línea telefónica especial para que la gente denuncie violaciones a las leyes de inmigración, realiza redadas en barrios con grandes colonias de inmigrantes y también en sitios laborales, en busca de indocumentados.  Si bien ha sido acusado de imponer políticas racistas, a Arpaio le sorprende el revuelo causado por la nueva ley, que estipula que es un delito estar en el país ilegalmente e instruye a la policía que averige el status migratorio de una persona si sospecha que es un indocumentado.

“Siempre hemos aplicado esas normas”, afirmó Arpaio. “La policía bien pudo haberse hecho cargo de esto. Siempre han tenido la autoridad inherente. Pero nosotros somos los únicos que lo hecho”.  Las leyes de la mayoría de los estados no le exigen a la policía que averige el status migratorio de las personas y muchos policías creen que, si lo hacen, los inmigrantes dejarán de cooperar en las investigaciones.  El presidente Barack Obama ha cuestionado la legalidad de la nueva ley y dirigentes de organizaciones de derechos civiles promueven un boicot de Arizona, diciendo que la ley es racista.  La ley entraría en vigor a fines de julio y difícilmente se perciba un cambio en Phoenix y sus alrededores.

Zoom

Las redadas

Desde comienzos del 2008, Arpaio ha realizado 15 redadas en busca de indocumentados y de delincuentes, incluida una el fin de semana pasado en la que fueron detenidas decenas de personas sin papales. Despacha 200 agentes y voluntarios a determinados lugares a la caza de personas que cometieron infracciones de tráfico, que tienen orden de captura o son buscadas por otras razones.