Opret incumple obras colaterales del Metro

Opret incumple obras colaterales del Metro

El alcalde de Santo Domingo Norte, Francisco Fernández, enrostró a la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET) que a cinco años del funcionamiento del Metro no haya construido ninguna de las obras colaterales que se comprometió con esa comunidad, como puentes peatonales, arreglo de calles y la intervención de todos los sectores aledaños a ese medio de transporte.

Manifestó que debido al incumplimiento, la administración municipal tuvo que asumir la construcción del puente peatonal que dejó inaugurado ayer, frente a las entradas de la urbanización Máximo Gómez, el Politécnico San Miguel Arcángel, la estación Hermanas Mirabal y el Parque Mirador Norte,  a unos 400 metros del puente Francisco J. Peynado, lugar de acceso al  municipio desde el Distrito Nacional.

La obra tuvo una inversión aproximada de 14 millones de pesos y estaba programada dentro del Presupuesto Participativo del cabildo para este año.

El puente beneficiará a más de seis mil personas diariamente, entre estudiantes y ciudadanos de sectores aledaños.                                 

Solamente el centro educativo frente al cual se edificó la obra, tiene una población de 4,500 estudiantes.

Santo Domingo Norte tiene una población de  alrededor de 800 mil personas, en una extensión de 408 kilómetros cuadrados, 282 barrios y 78 urbanizaciones, pero a pesar del crecimiento poblacional no cuenta con la infraestructura adecuada para su despegue definitivo.

Tiene más de 40 cañadas, las que provocan un grave problema de salud y ambiental, principalmente en Villa Mella, Sabana Perdida,  Los Guaricanos y el distrito municipal de La Victoria.

Asimismo, más de 40 sectores y urbanizaciones se desenvuelven entre lo rural y lo urbano, donde hay lugares en los que se dificulta hasta la circulación de vehículos.

El alcalde Fernández informó que para el próximo año priorizará obras trascendentales como la construcción de un mercado en la avenida Jacobo Majluta, la Plaza del Chicharón, en la Hermanas Mirabal, próximo la estación Mamá Tingó del Metro, así como la construcción de funerarias municipales, varias guarderías infantiles y obras solicitadas a través del Presupuesto Participativo.

El alcalde Francisco Fernández destacó un financiamiento que consiguió de la Región de Guadalupe, para saneamiento de las  cañadas. 

Zoom

Los vecinos

Inocencia Martínez, presidenta de la junta de Vecinos de la Urbanización Máximo Gómez, expresó que para los residentes de la zona, este puente  constituye una de las obras con mayor impacto social de la presente gestión edilicia, debido al peligro a que se exponen a diario miles  de escolares cuando se disponen a cruzar la avenida Hermanas Mirabal, por el flujo continuo y a alta velocidad de los vehículos.