Opositores “duros” siguen en las calles de Venezuela

Opositores “duros” siguen en las calles de Venezuela

CARACAS, Venezuela. AP. Policías antimotines y agentes de la Guardia Nacional dispersaron ayer con gases lacrimógenos y balas de goma una marcha convocada por estudiantes “por el futuro que queremos”, en el marco de dos meses de violentas protestas antigubernamentales.

La manifestación contó con el respaldo de dirigentes opositores duros al presidente Nicolás Maduro tras negarse a participar en el diálogo entre el gobierno y miembros moderados de la oposición. Mientras estudiantes mediaban y formaban cadenas humanas para proteger a agentes de la Guardia Nacional de agresiones, los manifestantes arrojaron piedras y otros objetos a los agentes que cortaron el paso de la protesta, que tuvo lugar al cumplirse dos meses de los violentos incidentes registrados en la capital venezolana tras una multitudinaria marcha de universitarios y opositores. Aquella marcha fue encabezada por la ahora exdiputada María Corina Machado y el dirigente opositor Leopoldo López, detenido desde el mes pasado en una cárcel militar por su presunta responsabilidad en los hechos. El movimiento estudiantil, principal promotor de las protestas callejeras, ratificó el viernes que independientemente de los diálogos los universitarios, las manifestaciones continuarán “de manera pacífica, pero con contundencia”.

Los estudiantes, que portaban pancartas en las que se podía leer lemas como “Resistencia” y “Maduro Dictador”, exigen respuestas a la crisis económica social, a la alta criminalidad y piden respeto a los derechos de reunión, expresión y protesta. Estaba previsto que los opositores recorriesen calles y avenidas desde tres puntos de la ciudad hasta la céntrica plaza Venezuela, localizada en el municipio Libertador, el único de los cinco municipios capitalinos bajo el mando de un alcalde oficialista y que es asiento de los poderes públicos venezolanos. Desde tempranas horas, agentes de la Guardia Nacional y la Policía se apostaron en los principales accesos a la plaza.

Luego de algunos forcejeos con los cuerpos de seguridad, la mayoría de los manifestantes se retiró pacíficamente. Machado denunció que miembros de la Guardia Nacional se apostaron en los alrededores de la plaza Venezuela, impidieron la instalación de una tarima en el lugar y “se llevaron detenidos a estudiantes” sin una causa justificada.