Operación de US$500 millones chocaría con acuerdo del FMI

Operación de US$500 millones chocaría con acuerdo del FMI

La adquisición de certificados del Banco Central por uno suma de 500 millones de dólares, por parte de inversionistas canadienses, constituiría una operación no sería aceptada por el Fondo Monetario Internacional, y de ser ejecutada provocaría la ruptura del acuerdo stand by vigente en la actualidad.

La advertencia fue hecha por el economista Eduardo Tejera, quien consideró que la operación propuesta debe ser desestimada porque sería altamente perjudicial para la economía dominicana.

Tejera se preguntó que si el monto de certificados que ha colocado el Banco Central hasta el momento, que suman unos 67 mil millones de pesos, equivalentes a cerca de 1,500 millones de dólares, le están costando al Banco Central unos 30 mil millones de pesos al año en intereses, qué sucedería si a esa deuda se le agregan 500 millones de dólares más.

Explicó que representaría agregarle al costo cuasi-fiscal del Banco Central que podría alcanzar los 10 mil millones de pesos.

El presidente Hipólito Mejía recibió ayer en su despacho a inversionistas de la empresa de capital canadiense H.E. Capital, S.A., quienes ofertaron colocar 500 millones de dólares en certificados del Banco Central.

Tejera consideró que una operación de ese tipo impediría el cumplimiento de los topes establecidos en el acuerdo con el FMI al endeudamiento externo y del déficit fiscal.

Se extrañó que inversionistas estén interesados en hacer una operación de este tipo a seis semanas de elecciones, a pocos meses de que se produzca un cambio de gobierno y en un momento en que la calificación de riesgo país ha sido degradada por todas las agencias calificadoras internacionales.

Consideró que las autoridades deben investigar con la superintendencia de Bancos y el Banco Central de Canadá, qué tipo de empresa es la que ha ofertada esta operación.

Dijo que el anuncio de esta operación se le parece a varios proyectos que se han anunciado durante el actual gobierno y que no han pasado de las declaraciones.

Recordó el préstamo de 400 millones que otorgaría el puerto italiano Liboro para la rehabilitación del río Ozama, así como el financiamiento para la construcción de un tren y otro financiamiento para un gran proyecto en la zona de Montecristi que sería ejecutado por inversionistas árabes.

Afirmó que esos proyectos se quedaron en meros anuncios.

Tejera dijo que el uso del instrumento de los certificados del Banco Central es muy delicado.

Explicó que, según la ley, este instrumento sólo puede ser utilizado en situaciones muy especiales, y no se puede hacer de él un uso libre.

Consideró que lo correcto, en la hipótesis de que esas compañías sean serias, aunque no lo parecen, es que se haga una emisión de bonos soberanos, administrada por bancos de inversión internacionales de reconocida reputación.