ONU trata EEUU y Venezuela superen litis

ONU trata EEUU y Venezuela superen litis

NUEVA YORK (AFP).- La ONU dijo ayer que está tratando de que Venezuela y Estados Unidos pasen página lo antes posible al asunto de la detención del ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, el sábado en el aeropuerto Kennedy de Nueva York.

   “No creo que nadie quiera una escalada”, dijo Stephane Dujarric, portavoz del secretario general, Kofi Annan, en conferencia de prensa.

   “Queremos aclarar esto lo antes posible y pasar página”, agregó, “estamos tratando de mediar entre ambas partes exclusivamente sobre este asunto”.

Según Dujarric, Annan encargó a su asesor legal, Nicolas Michel, que “reúna los hechos” para ayudar a Washington y Caracas a “superar este incidente desgraciado”.

De acuerdo con su relato de los hechos, Maduro fue retenido durante una hora y media en el aeropuerto, cuando se disponía a pasar un segundo control de seguridad para tomar un vuelo con destino a Miami y luego otro a Caracas.

Según fuentes de la misión venezolana, Maduro partió finalmente a Caracas el domingo por la noche en vuelo privado.

El departamento de Estado estadounidense se disculpó por la retención, pero ayer el embajador estadounidense en la ONU, John Bolton, calificó el incidente de “teatro callejero venezolano” y “propaganda”. “No hubo incidente en el aeropuerto, fue teatro callejero venezolano”, dijo Bolton en la ONU a la prensa.    Maduro “no requirió los gestos de cortesía que se le hubieran garantizado para avanzar en el aeropuerto. Compró su billete en un momento, y de un modo, que hizo que se le pidiera pasar un segundo control. Y lo primero que hizo fue llamar a la prensa y hablarles en español”, explicó.

   “Esto es propaganda”, agregó, “no es constructivo para la ONU tener a gente haciendo ésto”.

   En Washington, Tom Casey, portavoz adjunto del Departamento de Estado, dijo que no espera que el incidente influya en las relaciones entre ambos países.

   “Queremos tener buenas relaciones con Venezuela. Y no esperaría que incidentes singulares de este tipo tengan un impacto en la situación de nuestras relaciones diplomáticas”, explicó.

   “Nuestras inquietudes por Venezuela y sus acciones son bien conocidas, y ya hablamos de ellas antes, no tengo nada que añadir”.