ONG se preocupan por compra  de tierras agrícolas

ONG se preocupan por compra  de tierras agrícolas

MADRID.  AFP.  Los países en busca de recursos alimentarios y los grupos financieros seducidos por las perspectivas del mercado mundial de la agricultura compran en masa tierras productivas en países a menudo pobres o emergentes, en un fenómeno que preocupa a las ONG.

«Los gobiernos con +inseguridad alimentaria+ (…) se están adueñando  rápidamente de tierras agrícolas por todo el mundo en las cuales producir sus propios alimentos fuera del país», mientras que «las corporaciones de alimentos y los inversionistas privados (…) ven la inversión en tierras agrícolas extranjeras como una importante fuente nueva de ingresos», denuncia un estudio de la organización no gubernamental Grain, con sede en España.

Entre estos países que buscan este tipo de concesiones figuran los países árabes, China, Egipto, India, Japón, Corea del Sur. Algunos, que disponen de pocas tierras cultivables, sufrieron en 2008 la subida de los precios de productos alimentarios. Los inversores han salido escaldados de la crisis financiera y se sienten atraídos por la rentabilidad del comercio de productos básicos.  Estas corporaciones buscan en Filipinas, Camboya, Uganda, Brasil, etc, insiste en la opacidad de estas transacciones.

Antecedentes

Compras en Brasil

Grupo japonés Mitsui compró 100,000 hectáreas de tierras  para producir soja. Además, un grupo holandés Louis Dreyfus tiene 60,000 hectáreas de terreno. 

Compras en Argentina

El gobierno coreano tiene 21,000 hectáreas de tierra de ganadería.

Compras en Estados Unidos

Inversores japoneses controlan 216,862 hectáreas de tierras para producir alimentos para Japón.