Once muertos y un millón de evacuados por tifón «Chanchu»

Once muertos y un millón de evacuados por tifón «Chanchu»

Pekín, (EFE).- Once personas han muerto, cuatro están desaparecidas y más de un millón han tenido que ser evacuadas en el sur de China a causa del tifón «Chanchu», informó hoy la agencia oficial Xinhua.

El primer tifón del año llegó esta madrugada a la costa meridional china, afectando especialmente a las provincias costeras de Cantón y Fujian.

En la ciudad de Shantou, una de las más afectadas, las intensas precipitaciones y vientos huracanados arrastrados por el tifón inundaron y causaron destrozos en 192 viviendas, donde 6.400 personas quedaron bloqueadas.

Un equipo formado por funcionarios y 500 soldados sigue trabajando en estos momentos para evacuar a los atrapados, según la agencia estatal.

El «Chanchu» («Perla»), que a su paso por Filipinas causó 41 muertos y en Taiwán otros dos, se desvió el miércoles de su ruta inicial, que lo llevaba a la región administrativa especial de Hong Kong, donde ya ha disminuido su potencia hasta convertirse en tormenta tropical.

Por otro lado, al menos 50 pescadores permanecen desaparecidos en Vietnam a consecuencia del mal tiempo generado por el tifón.

El «Chanchu» se mueve hacia el norte a una velocidad de entre 20 y 25 kilómetros por hora, lo que ha puesto en alerta a la provincia de Zhejiang y a la municipalidad de Shanghai, donde decenas de vuelos hacia Hong Kong y Shenzhen (Cantón) fueron cancelados.

Los tifones afectan todos los años, en primavera y verano, al sur y este de China, zonas que registran anualmente hasta una veintena de estos fenómenos meteorológicos.

En el 2005, el más catastrófico fue el «Talim», que causó 124 muertos y 31 desaparecidos, afectó a 19 millones de personas y obligó a evacuar a 1,84 millones de habitantes.

Los desastres naturales (seísmos, tifones e inundaciones) causaron el año pasado 2.475 muertos en China, el número más alto de los últimos cuatro años, además de millones de evacuados y cuantiosas pérdidas materiales, según el Ministerio de Asuntos Civiles. EFE