Ocupan droga, teléfonos celulares y efectivo durante operativo

<STRONG>Ocupan droga, teléfonos celulares y efectivo durante operativo</STRONG>

HIGÜEY. La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) ocupó 10 kilos de cocaína en poder de un hombre cuando intentaba abordar una camioneta que se encontraba estacionada en el parqueo subterráneo de un reconocido centro comercial de esta ciudad, informó la agencia antinarcóticos.

Se trata de Ubaldo Alfredo Caminero Kury, de 43 años, residente en la calle Duarte del sector Puerto Rico, en Hato Mayor, quien resultó detenido durante un operativo hecho por agentes de la Inspectoría Regional Este, dice un comunicado emitido hoy por la DNCD.

Alegadamente Caminero Kury fue sorprendido  en la camioneta marca Chevrolet, color dorado, placa número L228838, año 2004, estacionada en el parqueo subterráneo del centro comercial Almacenes Iberia. La droga fue enviada de inmediato a la sede central del organismo para luego llevarla al laboratorio forense.

Al momento de ser apresado, el imputado supuestamente llevaba colgado en su hombro derecho un bulto de color verde olivo, marca Aspen Sport, conteniendo en su interior la cantidad de 10 paquetes de un polvo blanco que se presume es cocaína.

Además, se informó que presuntamente en el referido bulto también se ocupó una porción grande del mismo polvo blanco, la que estaba envuelta en una funda plástica de color rojo con rayas blancas.

Los 10 paquetes de la droga estaban envueltos con cinta adhesiva de color negro y todos tenían un logo con la figura de un escorpión, teniendo un peso aproximado de 10 kilogramos, mientras que la otra porción ocupada pesó 71.4 gramos, aún no se ha determinado su peso.

Según la institución, también se le ocupó dos celulares de distintas marcas y la suma de 700 pesos en efectivo, además se le confiscó la mencionada camioneta que intentó abordar en el referido estacionamiento.

Caminero Kury está preso en una celda preventiva de la Inspectoría Regional Este de la DNCD y está siendo interrogado a los fines de que confiese quiénes son sus cómplices en el ilícito negocio del narcotráfico.

Luego de las pesquisas de lugar, el imputado será entregado al Ministerio Público para ser presentado ante un juez de esa jurisdicción y le sean conocidas medidas de coerción.