Obama: La inmigración es una tradición para EEUU

Obama: La inmigración es una tradición para EEUU

WASHINGTON. Con la Oficina Oval decorada en color verde, el presidente Barack Obama promovió el martes los lazos entre Estados Unidos e Irlanda en el Día de San Patricio como una prueba de la tradición estadounidense de acoger a inmigrantes.

El mandatario y el primer ministro irlandés, Enda Kenny, exhortaron al Congreso a que siga el ejemplo de Obama en inmigración. Obama recibió a Kenny el martes en su reunión anual del Día de San Patricio, ante de acompañarlo al desayuno anual Amigos de Irlanda en el Capitolio.

Obama defendió las medidas ejecutivas que ha tomado para proteger a millones de personas en Estados Unidos de la deportación, aunque reconoció que, debido a una demanda presentada por los republicanos, esas acciones se “encuentran ahora detenidas en tribunales”.

“Compartimos el punto de vista de que una de las grandes fortalezas de Estados Unidos siempre ha sido su disposición a dar la bienvenida a los nuevos inmigrantes que llegan a nuestras costas”, manifestó Obama. “Esto es lo que nos hace únicos y especiales”.

Kenny, quien se ha vuelto un rostro familiar en la Casa Blanca después de años de visitas por el Día de San Patricio, dijo que las políticas migratorias de Estados Unidos son prioridad para Irlanda. En una clara referencia al Congreso, expresó confianza en que al final el estamento político en Washington encuentre la manera de “resolver la situación”.

El vicepresidente Joe Biden comenzó la jornada de festividades patricias con un desayuno en el Observatorio Naval, su residencia oficial, pero suscitó las críticas porque al recibirlo dijo en broma a Kenny que “no es bienvenido nadie que vista de color naranja”.

Aunque Biden señaló que hablaba en broma, la declaración ofendió a simpatizantes de la Orden Naranja, la organización popular de la mayoría protestante en Irlanda del Norte. William McCrea, miembro del Parlamento británico por el Partido Unionista Democrático, llamó a Biden, que es católico, para pedirle que se disculpara.

Obama y Biden se pronunciaron a favor de la paz en Irlanda del Norte. Obama dijo que había razones para ser optimistas del gobierno católico-protestante ahí pero agregó: “Hay trabajo por hacer”.