Obama advierte frente a Préval sobre crisis humanitaria

<P>Obama advierte frente a Préval sobre crisis humanitaria</P>

El presidente norteamericano Barack Obama recibió ayer en la Casa Blanca al presidente de Haití, René Préval. Ambos celebraron una rueda de prensa en el Jardín de la Casa de Gobierno. En la ocasión Obama dijo que  Haití vive una situación «grave» y  advirtió que una segunda catástrofe humanitaria podía producirse en ese país, asolado tras el terremoto de enero. Obama señaló que la inminente temporada de lluvias constituía una amenaza severa para los 1.3 millones de personas que quedaron sin hogar.

WASHINGTON. Agencias.- El presidente estadounidense, Barack Obama, señaló ayer que Haití vive una situación «grave» y tras reunirse con el presidente haitiano René Preval advirtió que una segunda catástrofe humanitaria podía producirse en ese país, asolado tras el terremoto de enero. 

Luego de conversar con Preval en la Casa Blanca, Obama señaló que la inminente temporada de lluvias constituía una amenaza severa para los 1.3 millones de personas que quedaron sin hogar después del terremoto que destruyó Puerto Príncipe.

«La situación en el terreno sigue siendo grave y la gente no debería ilusionarse con que la crisis acabó», dijo Obama en un discurso desde el jardín de la Casa Blanca.  El presidente añadió que se «necesita desesperadamente» ayuda humanitaria en Haití.

Tras su encuentro con Preval, Obama señaló que «ningún país podría haber respondido a semejante catástrofe solo», anunciando que una reunión de donantes para Haití a fines de marzo en la ONU permitiría que se cumplan las promesas de ayuda para la reconstrucción del país caribeño.

«Hice esta promesa al principio de la crisis y pretendo que Estados Unidos la cumpla». «Estados Unidos será su aliado», reiteró Obama a Preval. 

El presidente haitiano aprovechó su comparecencia junto a Obama para agradecer al pueblo estadounidense por su respuesta rápida y masiva luego del terremoto el pasado 12 de enero, que dejó más de 220,000 muertos y alrededor de 1.3 millones de personas sin hogar.  

«La respuesta generosa, rápida y masiva fue una buena respuesta a la catástrofe. No obstante, su efectividad debe ser mejorada porque la efectividad depende de la calidad de la coordinación», observó el presidente haitiano.   

EU retira tropas. La embajada de Estados Unidos en Haití anunció ayer la retirada de 11,000 de sus soldados de un contingente de 20,000 que desplegó EU en el país caribeño tras el sismo.

Este repliegue de las tropas  debe completarse a finales de esta semana.

Las frases

Barack Obama

La situación  sigue siendo grave y la gente no debería ilusionarse con que la crisis acabó, Estados Unidos será su aliado»

René Préval

La respuesta generosa, rápida y masiva fue una buena respuesta»

Clinton teme una ola de muertes

WASHINGTON. AFP. El ex presidente estadounidense, Bill Clinton, declaró ayer que temía una nueva ola de muertes en Haití debido a las malas condiciones sanitarias que acarreó el devastador terremoto que asoló la capital en enero.  «Mi principal preocupación en Haití ayer es que las condiciones de sanidad lleven a una segunda ola de muertes durante la estación de lluvias», declaró Clinton, enviado especial de la ONU para Haití, ante una audiencia de la comisión senatorial de Relaciones Exteriores.

Haitianos protestan

Por otro lado, residentes de uno de los campamentos improvisados que alberga a algunos de los 1.3 millones de sobrevivientes sin hogar en Haití bloquearon una carretera en Puerto Príncipe el miércoles, en una protesta por la falta de alimentos tras el terremoto de enero, constató la AFP.   Unos 50 manifestantes procedentes del barrio de Petionville, en la capital haitiana, esparcieron rocas y contenedores sobre la carretera para detener el tránsito durante cerca de media hora, hasta que intervinieron la Policía y las fuerzas de mantenimiento de la paz francesas.   Un oficial haitiano golpeó a un manifestante mientras otros, con armas de fuego, empujaban la multitud hacia un costado de la ruta.   Un residente fue brevemente detenido y esposado.