Nuncio pide a los dominicanos construir la paz

Nuncio pide a los dominicanos construir la paz

Puerto Plata.  El nuncio apostólico, Josef Wesolosky, exhortó a las familias dominicanas a no permitir que la falta de amor y los placeres de la vida rompan los lazos incomparables que unen a sus hogares y los cambien de manera negativa.

Al hacer  acopio de una petición reciente del papa Benedicto XVI, Wesolosky invitó a los dominicanos “a convertirnos en diseñadores de la paz y comprometernos todos juntos para construir un mundo más digno de la persona”.

Al pronunciar  una homilía durante una misa de acción de gracias al Señor, en la catedral San Felipe Apóstol, de esta ciudad,  Wesolosky solicitó a los núcleos familiares de República Dominicana  “no dejar la tradición digna de familias humildes”.

Rogó  a Jesucristo  conceder a las familias nacidas en Puerto Plata, la República Dominicana y el mundo, “la serenidad y la fuerza para avanzar unidas por el camino del bien”.

En la ceremonia religiosa participaron 18 de los 21 obispos que integran la Conferencia del Episcopado Dominicano, encabezados por su presidente, el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez.

 “De ese modo, con el gozo de nuestro compartir todo en el amor, daréis al mundo desde esta pequeña isla antillana y caribeña un hermoso testimonio de lo importante que es la familia para el ser humano de la sociedad de todo el mundo” subrayó, expresó.

“El siervo de Dios, el papa Juan Pablo II, que ha querido siempre la República Dominicana, encomienda al Señor desde el cielo a cada familia dominicana, especialmente a las familias más afectadas por las dificultades”, apuntó.

Invocó  la protección de Nuestra  Señora de La Altagracia sobre las familias de todas las diócesis, especialmente de las que se encuentran en dificultades.

 “Que María y San José ayuden a las familias dominicanas a ser en todo el mundo imagen viva del amor de Dios”, expresó

La misa presidida por   Wesolosky  formó parte del encuentro fraterno que celebran los obispos del país en ocasión del inicio de un nuevo año, durante la cual se prepara la Carta Pastoral, que es una exhortación a los fieles de las once diócesis y las 600 parroquias que existen en el país.