Nuevo álbum de Kendrick Lamar: una oda antirracista que explota en internet

Nuevo álbum de Kendrick Lamar: una oda antirracista que explota en internet

NUEVA YORK. El último álbum de Kendrick Lamar, una reflexión sobre la lucha antirracista que se filtró en internet antes de su lanzamiento oficial el 23 de marzo, rompió el martes el récord de reproducciones de la radio en línea Spotify.

El rapero estadounidense de 27 años, que saca un álbum después de tres años, refleja en «To Pimp a Butterfly» el racismo y las desigualdades que deben enfrentar a diario los negros en Estados Unidos.

El álbum rompió el récord de Spotify, según informó la plataforma de reproducción de música que dice tener 60 millones de usuarios. Fue reproducido el lunes –día de su lanzamiento en internet– unas 9,6 millones de veces desde todas partes el mundo. Esta cifra supera el récord alcanzado por el álbum navideño de Michael Buble en 2011, cuando la red tenía muchos menos suscritos.

Spotify y sus competidores Rhapsody, Google Play y Deezer se benefician en los hechos del lanzamiento prematuro del álbum en internet.

En ausencia del álbum físico, que aún debe salir la semana próxima, y dado que el disco fue retirado durante unas horas de la discoteca iTunes, estos servicios de música en línea son los únicos que pueden reproducirlo. Otro factor de éxito es que el disco que ataca el racismo en Estados Unidos llega en el momento adecuado, cuando el país está en pleno debate sobre el tema tras una serie de muertes de jóvenes negros por policías blancos.

– Invitado especial: Tupac Shakur – «Una vez que tienes 30 años, es como si le arrancaran el corazón y el alma al hombre, al hombre negro, en este país», dijo el exrey del rap Tupac Shakur, en 1994. Esas palabras resurgen en este trabajo de Lamar, como un diálogo con el fallecido rapero, que murió violentamente en 1996 tras recibir varios disparos en una avenida de Las Vegas.

«To Pimp a Butterfly» («Explotar a una mariposa» como proxeneta, ndlr) conserva el ritmo funk propio de un rapero que busca alusiones históricas más profundas. Inusual para este tipo de álbum, incluye pasajes hablados sin música. El disco comienza muy comprometido con «Wesley’s Theory», en la que Lamar habla del encarcelamiento del actor Wesley Snipes por evasión fiscal como un presagio para las estrellas negras estadounidenses.

El rapero recurre a los clichés y devuelve insultos groseros y provocativos como en «The Blacker the Berry»: «Mi pelo es despeinado / Mi pene es grande / Mi nariz es redonda y ancha / Tú me odias, cierto? / Odias a mi gente / Tu plan es terminar mi cultura», escribe.

«Quiero que reconozcas que soy un mono orgulloso». Lamar, cuyo disco se filtró al igual que los de Bjork y Madonna, busca sobre todo encontrarse a sí mismo, vencer la depresión y encontrar su amor propio. En el tema «Mortal Man», evoca un sentimiento de culpa por haber salido de los barrios pobres.

«To Pimp a Butterfly» es un juego de palabras sobre la célebre novela de Harper Lee, «To Kill a Mockingbird» («Matar un ruiseñor»), que cuenta la historia de la injusticia racial. Lamar ha sido nominado a siete premios Grammy, incluyendo Álbum del Año. En la última gala de febero pasado se llevó dos gramófonos de oro: Mejor canción de rap y Mejor actuación de rap.