Salud Preventiva: Nuevas tendencias en el manejo quirúrgico del glaucoma

Salud Preventiva: Nuevas tendencias en el manejo quirúrgico del glaucoma

Cuando continúa el deterioro en el nervio óptico a pesar de un adecuado tratamiento con gotas o láser, o cuando la presión se encuentra por encima de la ideal, el tratamiento quirúrgico es el indicado.
En el presente, contamos con nuevos y pequeños dispositivos que colocamos mediante las técnicas mínimamente invasivas. Estas representan una alternativa quirúrgica a la cirugía clásica del glaucoma. De esta forma, con menos complicaciones, podemos operar a pacientes en etapas precoces de la enfermedad. En este tipo de intervención, colocamos pequeños implantes que comunican el espacio interior del ojo con estructuras externas para bajar la presión. Con estos nuevos implantes, los tejidos oculares se preservan mucho más y el riesgo de complicaciones es mucho menor, lo que permite futuras cirugías en caso de ser necesario.
En fases más avanzadas es necesario practicar las técnicas convencionales, ya que son más potentes para bajar la presión intraocular. Estas, al igual que los dispositivos mínimamente invasivos, pueden realizarse en combinación con cirugías de cataratas.
Uno de los obstáculos que enfrentamos los cirujanos de glaucoma es la cicatrización luego de la cirugía. Existen sustancias que modulan este proceso y se han creado recientes implantes de matriz de colágeno que evitan el cierre de la ruta alternativa de drenaje recién creada.

ZOOM
El glaucoma constituye actualmente la primera causa de ceguera irreversible a nivel mundial. La detección precoz y un tratamiento oportuno son las claves para evitar la pérdida visual. Actualmente existe mucha innovación en el estudio, diagnóstico y tratamiento. Fármacos nuevos más potentes han sido creados, al igual que técnicas quirúrgicas con menor riesgo de complicaciones.