Normas bancarias impone FMI
dificultan créditos

Normas bancarias impone FMI<BR>dificultan créditos

POR ODALIS MEJIA
El economista Carlos Asilis consideró ayer que las normativas sobre el sistema  bancario, auspiciadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque buscan un mayor grado de transparencia e institucionalidad de ese sector dificultan el acceso al crédito por parte de las empresas.

Advirtió Asilis que en el país se está gestando una burbuja en el sector inmobiliario, ya que los sectores de intermediación financiera están girando los créditos hacia ese renglón, por  lo que instó a las autoridades y a la opinión pública a prestarle más atención a ese fenómeno.

Al participar en el programa Lìderes, que conduce Orlando Jorge Mera en el canal 9, con relación a las medidas del FMI, Asilis dijo que en sus fases iniciales de implementación, esas normas de estricta supervisión generan períodos de recesión y presión restrictiva sobre el sector empresarial que tienen que ajustarse a esa nueva realidad.

Considero que esto a su vez  genera problemas macroeconómicos porque distorsiona el mecanismo de ejecución de créditos  y puede crear una gran atrofia en ese sector y más fuerte en el sector inmobiliario.

Apuntó que las normas impuestas por el FMI  provocan una reducción en la demanda de fondos de parte del sector corporativo que necesita tiempo para ajustarse al nuevo escenario. Dijo además que estas restricciones traen  problemas conexos en todo el sistema económico.

Señaló que la oferta de fondos bancarios  ha aumentando en una manera vertiginosa en los últimos tres años, pero que la demanda de los mismos están reprimidas por las imposiciones del FMI.

Destacó además que los  «narcodólares» que han entrado en nuestro país se han cuatriplicado en los últimos cuatros años.

En cuanto a la reforma fiscal, expresó que ha tenido impacto negativo para las familias y los comercios, sobre todo porque ha gravado más a productos como la gasolina que a su vez  provoca alzas en todos los renglones.

«Esto se apunta la existencia de  un cambio subvaluado y que ha traído como consecuencia la pérdida de empleos en el sector de zona franca», dijo.

Reiteró que el problema básico de la reforma es que no es integral, sino que está diseñada  para llenar huecos y grava demasiado a los consumidores.

El economista también criticó  la composición del gasto público y en específico la cuantiosa inversión del gobierno en  obras como el Metro mientras que la inversión social sigue baja.

Sostuvo que la República Dominicana necesita aumentar la productividad para lo cual se debe incrementar el  gasto en educación y salud por encima a la inversión en infraestructura  y sobre todo luego de que el país saliera de una crisis económica como la del 2003 y que afectó la calidad de vida de los dominicanos.