Normalizar Cancillería

Normalizar Cancillería

El día dos del presente mes, Diario Libre soltó dos torpedos referentes a denunciar las irregularidades escandalosas que desde hace tiempo imperan en la Cancillería en su etapa más lóbrega y cuestionable conducida por el peor director histórico del CEA.

Editorializa DL ilustrando que los embajadores y cónsules han remitido a la Cancillería un listado de su personal, los que asisten a sus responsabilidades y las sabandijas que cobran sus salarios en dólares y residen en el país, y que el Gobierno del presidente Danilo Medina está en la ineludible disyuntiva de establecer responsabilidades para que los que se prestan a esas vagabunderías, realizarles un arqueo de sus inconductas y reintegren al fisco los valores cobrados sin prestar servicios.

DL estima difícil establecer responsabilidades para los que han procedido de manera delicuencial porque, explica, hay en esos bergantes hijos y familiares de altos funcionarios en el Gobierno que representa un escollo para adecentar la Cancillería, que debe erradicarse.

DL en la edición señalada, página ocho, denuncia que hay más de cien cheques que no han sido reclamados por sus beneficiarios porque ya se aplica el Sistema Integrado de Administración Financiera (SIGEE) que establece el pago de los beneficiarios directo a sus cuentas en los países donde se presume prestan servicios, con soportes de recibos de renta, gas, electricidad, alimentos y gastos en general. Hay un juidero.

La mayoría de los beneficiados, ilustra DL, son desconocidos por embajadores y cónsules, no así por el inefable Canciller y su yerno, este último, el verdadero Canciller y factótum.

Ni siquiera en el desorden que fue el gobierno del PPH se registraron inconductas como las que hace tiempo se denuncian en la Cancillería que el presidente Medina está en la obligación de superar para esquivar complicidad.