Nobel EU cancela gira tras comentario racista

Nobel EU cancela gira tras comentario racista

NUEVA YORK,  (AFP) – El premio Nobel estadounidense James Watson tuvo que cancelar ayer una gira por Gran Bretaña y fue suspendido en sus funciones por un laboratorio de Estados Unidos tras la controversia mundial generada por sus comentarios sobre las diferencias entre las razas.

 «El Cold Spring Harbor Laboratory Board of Trustees decidió suspender las responsabilidades administrativas de James Watson, a la espera de nuevas deliberaciones del comité directivo», indicó la institución en un comunicado.

 Watson, biólogo norteamericano que junto a Francis Crick y Maurice Wilkins recibió el Premio Nobel de Medicina en 1962 tras descubrir la estructura del ADN, es considerado como uno de los padres de la genética moderna.

 En una entrevista con el Sunday Times, Watson declaró que era «inherentemente pesimista sobre las perspectivas de Africa» porque «todas nuestras políticas sociales están basadas en el hecho de que su inteligencia es la misma que la nuestra, cuando todas las pruebas indican que no».

 «La gente que tiene empleados negros sabe que no es cierto» que tengan la misma inteligencia, agregó Watson.  El comité directivo del laboratorio con sede en Long Island (Nueva York) dijo que los comentarios son «personales» y no reflejan los puntos de vista de la entidad. En un comunicado, el comité aclaró que «está en franco desacuerdo con esas declaraciones, indignada y entristecida de que las haya hecho».

 El Laboratorio Cold Spring Harbor «no realiza ninguna investigación susceptible de sentar las bases de las declaraciones atribuidas a Watson», añadió.

 El biólogo acaba de publicar un libro bajo el título «Eviten la gente aburrida» («Avoid Boring People: Lessons From A Life In Science») pero decidió anular una gira de promoción por Gran Bretaña y regresar este viernes a Estados Unidos.  Poco antes, la Universidad de Edimburgo anuló una conferencia del investigador considerando que sus declaraciones son «incompatibles» con los valores que defiende la institución.  El presidente del Consejo representativo de las instituciones judías de Francia  dijo estar «indignado» por las «declaraciones racistas inaceptables».