No permiten “la Otra Feria”

No permiten “la Otra Feria”

POR LUIS M. CARDENAS 
Y GERMAN MARTE

Un contingente de la Policía Nacional impidió ayer el montaje de la Otra Feria, que sería presentada en el parque Duarte, en la Zona Colonia, por diferentes organizaciones populares y juveniles para denunciar los males que afectan al país, entre los que citan la corrupción, falta de educación, salud, pobreza y atropello policial. 

Las autoridades alegaron que los jóvenes no tenían permiso para el evento.

En horas de la mañana los agentes del orden apresaron en el parque Duarte, de la Zona Colonial, en el Distrito Nacional, a Hecmilio Galván, uno de los principales organizadores.

El jefe de la Policía Nacional, mayor general Bernardo Santana Páez, ordenó una investigación en relación con el apresamiento de Galván, “pero debido a que en el país se vive en un sistema democrático se tiene el derecho de realizar cualquier tipo de manifestación”, sin embargo, aclaró que para la feria se requiere por lo menos el conocimiento de las autoridades.

Explicó que la actividad requería de un permiso oficial y que los organizadores no contaban con la autorización para el montaje de “La Otra Feria”.

En la tarde los organizadores anunciaron que por la actitud de los agentes policiales decidieron montar la feria el 24 de septiembre al conmemorarse un aniversario del golpe de estado a Juan Bosch y el aniversario del asesinato de Amín Abel Hasbún.

Dania Milagros Batista Peña, Millizen Uribe y Hecmilio Galván denunciaron la intolerancia, la represión, el abuso, la arbitrariedad del poder y de las armas, así como el irrespeto a los valores democráticos y a la paz.

Manifestaron que sectores del poder han impedido que se expresaran con la exposición, pero que ni el poder ni las armas podrán vencer a la razón y la justicia.

Informaron que cumplieron con todos los procedimientos legales necesarios y que tienen constancia de estos pero que la fuerza de los que mandan está por encima de la ley.

Sin embargo, en la rueda de prensa dijeron que están decididos a defender sus derechos democráticos y el derecho a expresarse y disentir.

Dieron las gracias al pueblo por su solidaridad y que se sienten satisfechos porque saben que están cumpliendo con su deber cívico como jóvenes y ciudadanos.

Explicaron que con más fe y determinación convocarán a toda la nación a expresar su indignación y su repudio y a dejar claro su determinación de vivir en democracia.

Convocaron al pueblo a unirse a una gran feria por la democracia dominicana, el 24 de septiembre en una plaza pública de la capital que será anunciada posteriormente.

Galván fue detenido por agentes policiales que lo condujeron al destacamento del barrio San Carlos, donde permaneció detenido durante dos horas, luego de lo cual fue despachado sin que se le formularan cargos.

Tras ser liberado, Galván regresó al parque Duarte donde denunció el atropello policial de que fue víctima, y recalcó el carácter pacífico de la manifestación.

Dijo que la actividad fue comunicada al Ayuntamiento del Distrito Nacional y a Patrimonio Cultural, como corresponde en razón de tratarse de una plaza pública.

Galván denunció que los agentes policiales lo agredieron y prácticamente lo secuestraron y llevaron al destacamento de San Carlos, donde lo detuvieron por dos horas.

Manifestó que el único delito que cometió fue estar en un parque público con la intención de realizar una manifestación pacífica.

Calificó su detención como una violación a los derechos humanos y abuso de poder de parte del coronel encargado del destacamento de Gazcue, quien incluso se negó a dar su nombre.

“Esta es una actividad que no viola ningún derecho de los ciudadanos; al contrario reclama los derechos ciudadanos y desde el poder intentan impedirla”, manifestó Galván.

 “LA OTRA FERIA”

De acuerdo con los organizadores “La Otra Feria” tenía como objetivo establecer las prioridades nacionales, denunciar los males que afectan a la nación.

También se pretende denunciar la corrupción, la impunidad, delincuencia, inseguridad, falta de salud, de educación, pobreza, falta de servicios sociales, abusos policiales, discriminación y narcotráfico.

“Nuestro país no está tan bien como nos lo están planteando desde la visión oficial”, dijo.

De su lado, el teniente coronel Daniel Ramos Álvarez, encargado de la Zona Colonial, dijo que los jóvenes no contaban con permiso para reunirse en el parque Duarte, “ellos no pidieron un permiso, ellos notificaban qué iban a hacer, porque entendían que para expresarse no hay que pedir permiso porque eso está dentro de la Constitución”.

El oficial dijo que en ningún momento se les impediría a los jóvenes manifestarse, pero agregó que “la orden mía es no permitir ninguna concurrencia masiva” en el parque Duarte.

Sin embargo, el oficial negó que la Policía estuviera reprimiendo a los organizadores de la “La Otra Feria”, y que actuaba cumpliendo órdenes superiores.