No asignaron fondos becas

No asignaron fondos becas

POR ODALIS MEJIA
Unos 450 estudiantes que estudian en el exterior becados por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (SEESCYT) podrían ver afectados sus estudios porque el gobierno no le asignó recursos en el presupuesto de este año.

Justamente para el viernes 6 de enero se debe renovar la matrícula de muchos de esos estudiantes que en su mayoría cursan maestrías de dos años.

Esta situación mantiene preocupada a la titular de la SEESCYT, Ligia Amada Melo, quien advirtió que «las becas internacionales se pararían, lo cual sería muy doloroso para esta secretaría y sobre todo para la juventud dominicana que requiere de esa formación».

En Estados Unidos hay 86 estudiantes y el resto está en España, Brasil, Argentina, México, donde estudian carreras de tecnología y de negocios. La SEESCYT solicitó cerca de RD$4,000 millones y sólo le consignaron RD$477 millones.

Melo aseguró que no serán abandonados a su suerte esos estudiantes aunque sería difícil para las autoridades enfrentar la situación porque tendrán que hacer transferencias de una cuenta a otra, lo que paralizaría algunos programas.

«Ahora mismo, el día seis hay que hacer un pago y no están los fondos, tendríamos que buscarlos no sé donde porque hay que buscarlos porque hay que pagarlos obligatoriamente», apuntó.

Melo dijo que no entiende por qué no se destinaron recursos al programa de becas internacionales, el cual considera fue el más exitoso de la cartera que dirige en el 2005, además que pensaban duplicarlo este año porque es imprescindible que más estudiantes vayan fuera del país a hacer maestrías y doctorados en instituciones educativas que están más consolidadas que las nacionales.

Otro programa de la SEESCYT que quedó sin fondos fue el que crearía los colegios tecnológicos (Community College). El primero de estos centros se empezó a construir el pasado mes de julio en el municipio Santo Domingo Este por la Oficina Supervisora de Obras del Estado.

Sin embargo, apuntó Melo, no se destinaron recursos para montar la estructura académica, que implica el diseño de los planes de estudios, los programas y la capacitación de los profesores que se vayan a nombrar.

Consideró que es imprescindible que este programa, que en su fase inicial beneficiaría a 2,000 jóvenes, comience este año porque es una salida para los estudiantes pobres que no pueden cursar una larga carrera universitaria, puedan acceder a un estudios especializados en dos y puedan insertarse rápidamente en la producción.

Llamó a los congresistas a que «por favor» en el presupuesto incluyan una asignación adicional para que no se mutilen los programas.

Otro punto que preocupa a doña Ligia es que para la compra del edificio donde se trasladaría la SEESCYT sólo se asignaron RD$150 millones cuando el inmueble está valorado en alrededor de RD$500 millones.

Los demás renglones, señala, aunque no pusieron la partidas que solicitaron se podrían manejar con mucho control de gasto. Mientras que el programa de becas nacionales si se consignaron fondos, por lo que no pararían.

Para este año a la SEESCYT se han solicitado 2,000 becas nacionales y unas 800 internacionales.

Además de la matrícula, en casos de estudiantes pobres la cartera educativa cubre el 50% de la estadía. Precisamente ayer se transfirieron US$700 para cada uno de los 31 estudiantes que estudian especialidades de alto nivel en informática en la Universidad Pontificia Salamanca de Madrid, España. Mientras, explicó Melo, que los que residen en Nueva York aunque viven con familiares se les paga la matrícula y se les compran los materiales didácticos.

Para este año, la SEESCYT solicitó un presupuesto de cerca de RD$7,000 millones, que incluían las partidas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, las universidades privadas y el Instituto de Investigación de Biotecnología.

De esa cantidad alrededor de RD$4,000 irían para la propia SEESCYT y el gobierno sólo consignó RD$477 millones. Melo aún no ha podido hablar con el presidente Leonel Fernández ni con el secretario técnico de la Presidencia para manifestarles las implicaciones de ese amplio recorte.