Niños afectados por volcán
irán a escuelas argentinas

Niños afectados por volcán<BR>irán a escuelas argentinas

Buenos Aires. EFE.  Los niños chilenos que se mudaron con sus familias a la Patagonia argentina a raíz de la erupción del volcán Chaitén podrán asistir a las escuelas de la provincia argentina de Chubut, informaron fuentes oficiales.

“Tomamos la decisión política de abrirles las aulas. Estamos estudiando la metodología” para que puedan asistir a clases los pequeños que debieron emigrar de las ciudades chilenas más afectadas por el volcán, afirmó el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, a medios locales.

El mandatario provincial explicó que se realizará un relevo “para saber cuántos chicos hay y en qué ciudades” residen para luego analizar la instrumentación de “la cuestión pedagógica”.

Como consecuencia de la violenta erupción, ocurrida el pasado 2 de mayo, los 6000 habitantes de la ciudad chilena de Chaitén debieron abandonar sus viviendas hace unos diez días, en medio de una lluvia de cenizas.

Futaleufú, situada en la frontera con Argentina, fue la segunda ciudad del sur chileno más afectada por las cenizas del volcán, que formaron en ese lugar una capa de más de 30 centímetros de espesor, según las autoridades locales.

La mayoría de los habitantes de esta ciudad dejaron la semana pasada el poblado y partieron hacia Argentina y la ciudad chilena de Puerto Montt.

La lluvia de cenizas, que se extendió a miles de kilómetros, también afectó a algunas regiones argentinas, que llevó en los últimos días a volver a suspender vuelos desde Buenos Aires hacia distintas localidades del sur del país.

En este sentido, Das Neves lamentó que en los últimos días continuaron las suspensiones de los vuelos ya que, según su opinión, “se podría haber llegado” a la provincia.

El Servicio Meteorológico Nacional de Argentina informó ayer que habrá precipitaciones persistentes en forma de lluvia y nieve en las provincias sureñas.