Niega provincias padezcan hambre

Niega provincias padezcan hambre

POR LLENNIS JIMÉNEZ
La Comisión Nacional de Emergencia (CNE) negó ayer que las provincias La Altagracia y El Seibo, seriamente afectadas por el huracán Jeanne hace tres semanas, estén amenazadas por una hambruna y que haya faltado la asistencia del gobierno a los damnificados.

En cambio, la CNE confirmó que la producción agrícola en La Altagracia y El Seibo se perdió entre 75% y 95% como dijo el obispo Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, y que estas cifras son resultado de una evaluación que hicieron organismos de las Naciones Unidas, de Estados Unidos y la misma Comisión de Emergencias.

Sin embargo, José Luis Germán, vocero del CNE, admitió que el gobierno carece de un organismo que coordine el envío de alimentos y otro tipo de asistencia a los damnificados.

El obispo de La Altagracia, Peña Rodríguez, dijo que la lentitud en la asistencia oficial está permitiendo que aparezcan los síntomas de la hambruna y de insalubridad. También reclamó que la distribución de la asistencia se haga sin tomar en cuenta las banderías políticas de los damnificados.

Asimismo, Germán negó que más de 20,000 familias permanezcan  en refugios en Higüey, El Seibo y Nagua como informaron el domingo el obispo Peña Rodríguez y el párroco Rogelio Cruz, de Nagua.

El vocero de la CNE, José Luis Germán dijo ayer que carecen de un registro en el que aparezcan 20,000 que todavía están en refugio y a las que les falta asistencia.

Ayer se explicó que la comida que el gobierno envía a las zonas afectadas por el huracán se hace a través de los Comedores Económicos, el Plan Social de la Presidencia y el Instituto de Estabilización de Precios (INESPRE) y la distribución está a cargo de los gobernadores provinciales.

Germán explicó que las autoridades hicieron contacto ayer con los gobernadores de El Seibo, La Altagracia y Nagua, y que los tres negaron que exista en sus demarcaciones una situación como la que describen los religiosos.

Igualmente, el director nacional de Refugios, Eugenio Caminero, negó que aún estén en los refugios más de 20,000 personas.

Germán aseguró que las autoridades disponen de recursos suficientes para abastecer a las provincias que confronten problemas de alimentos.

Planteó que en La Altagracia se estuvo a punto de llegar a un desabastecimiento del comercio, peor que esto que nada tiene que ver con la entrega de raciones alimenticias y agua.

Precisó que salvaron esa situación estableciendo un puente aéreo con aviones militares en lo que la secretaría de Obras Públicas abría un paso provisional por El Cuey para desechar un tramo de la carretera Mella en la que se perdieron varios puentes.

Negó que en Higüey y El Seibo haya amenazas de insalubridad, como indicó el obispo y afirmó que después del huracán abastecieron los hospitales con medicamentos suficientes para tres meses.

Explicó que las gobernaciones coordinan las labores de los diferentes organismos como Obras Públicas y el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI).

Germán reclamó que las personas damnificadas por el huracán Jeanne «tienen que poner de su parte también. Nosotros, como coordinadores del sistema, no podemos permitir de una u otra manera que esas personas estén viviendo, entre comillas, a costilla del Estado dominicano. Tienen que poner de su parte para que sus mecanismos productivos también avancen».

Puso como ejemplo a Jimaní que dijo se ha levantado luego de la riada del río Blanco que provocó más de un millar de muertes.

OFICIALMENTE

Germán dijo que los datos reunidos por la CNE con tres organizaciones extranjeras indican que son 8,000 las viviendas afectadas por el huracán, de las cuales 737 fueron destruidas totalmente.

Expresó que 1,475 casas resultaron con daños y que 738 con daños parciales.

Aseguró que los gobernadores provinciales explicaron que en Higüey quedan 75 personas albergadas en El Casón y que en El Seibo hay 20 refugiados; en Samaná hay dos albergues con 100 personas y en María Trinidad Sánchez no hay refugiados. «Estos datos arrojan un total de cuatro albergues activos, con 195 personas», aseguró Germán.

El vocero de la CNE señaló que su censo les indica que en El Seibo fueron destruidas 26 casas y que otras 37 quedaron destechadas, incluidas dos iglesias. En el distrito municipal de Higüey, dijo, resultaron once viviendas con daños totales y 14 con problemas parciales. Mientras que en María Trinidad Sánchez fueron encontradas 23 viviendas parcialmente dañadas y nueve totalmente destruidas.