Nadadora emprende travesía de Cuba a Florida

Nadadora emprende travesía de Cuba a Florida

LA HABANA. AFP. La nadadora australiana Chloe McCardel emprendió ayer el cruce de los 170 km que separan a Cuba de Florida, en el sureste de Estados Unidos, decidida a marcar un récord mundial y acercar a dos países distanciados por causas políticas desde hace medio siglo.  

«Thank you, bye» (Gracias, adiós) fueron las últimas palabras que pronunció McCardel, de 28 años, antes de lanzarse al mar a las 10H00 locales (14H00 GMT) desde la orilla de uno de los canales del Club Náutico Internacional Hemingway, en el oeste de La Habana, bajo un sol radiante y con 29 grados Celsius.  

El equipo de la nadadora escribió en la red social Twitter: «El agua es plana. Los vientos están en calma. Las corrientes están empujando hacia Key West (Cayo Hueso, Florida). Es tiempo de partir mi gente! Gracias a Dios». 

  McCardel emprendió su travesía sin jaula protectora, en aguas plagadas de tiburones, y sus únicas indumentarias son su bañador negro, un gorro de goma y anteojos de baño, sin aletas. Antes de partir, su marido, Paul, le cubrió el cuerpo con una crema protectora.  

 «Chloe lleva una hora de nado… el mar está en calma… el cielo está despejado», publicó su equipo en Twitter pasadas las 15H00 GMT.   El equipo de apoyo informó que después de 3H30 de recorrido, McCardel se desplazaba a una velocidad  de 3,7 km/h.