Nace el Instituto Internacional Africano para formar
laicos en la vida pública

Nace el Instituto Internacional Africano para formar <BR>laicos en la vida pública

KISANGANI, (ZENIT.org).- Con el «Instituto Internacional Africano» en Kisangani (República Democrática del Congo) podrá formarse una élite política capaz de unir ética a su actuación, ello gracias a la iniciativa del arzobispo local y presidente del episcopado del país, monseñor Laurent Monsengwo Pasinya.

La intención del prelado es la creación de un centro para la formación de los laicos católicos comprometidos en la vida social, política y económica.

El proyecto nace en respuesta a una solicitud del Sínodo Especial de África y a la Exhortación apostólica postsinodal de Juan Pablo II «Ecclesia in Africa» (n.90): «Los cristianos que ocupan puestos de responsabilidad deben ser preparados cuidadosamente para su actividad política, económica y social con una sólida formación en la doctrina social de la Iglesia, para que sean testigos fieles del Evangelio en su ámbito de acción».

Así lo explicó el prelado al presidir, como preludio a la inauguración del nuevo Instituto, las grandes Conferencias Católicas el pasado 15 de enero.

Es deseo del arzobispo de Kisangani que el «Instituto Internacional Africano» sea una escuela de alto nivel –para diplomados o licenciados con elevado expediente académico— destinada a formar una élite política capaz de conjugar la ética y la política en la gestión de la administración pública.

El citado acto contó con Michel Camdessus, ex director general del Fondo Monetario Internacional (FMI) y presidente de las Semanas Sociales de Francia, quien pronunció una intervención sobre «Ética cristiana y vida pública al alba del siglo XXI».

La falta de valores compartida por el norte y el sur fue un aspecto que evidenció. Según Camdessus, esto incide en los proyectos de desarrollo porque, ante la falta de valores comunes, es imposible ponerse de acuerdo sobre los objetivos de dichos proyectos.

«¿Cuáles son pues los valores que deben promoverse?», preguntó. «La dignidad de la persona humana, la fraternidad, la igualdad, la libertad, el respeto del bien común, el destino universal de los bienes de la tierra son los valores que deben promoverse», aclaró.

«El Instituto promovido por monseñor Monsengwo va en esta dirección, porque se propone crear los líderes cuya acción política esté impregnada del espíritu de la doctrina social de la Iglesia», reconoció el antiguo director del FMI.