Mujeres mejoran calidad casas

Mujeres mejoran calidad casas

MODESTO RODRÍGUEZ
j.modesto@hoy.com.do
La mujeres que  son jefas del hogar en la República Dominicana   han mejorado la situación de sus viviendas en los últimos 20 años en términos de la calidad de los materiales, de los enseres básicos y del entorno, según un estudio de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) de diciembre del 2007.

El documento “La jefatura femenina de hogar en República Dominicana” dice que, “la mayoría de las viviendas  tienen techos paredes de concreto, techos de zinc y pisos de cemento”, asegura el estudio de la ONE.

Agrega que “en tal sentido, las viviendas de las jefas de hogar muestran condiciones ligeramente superiores a las viviendas con jefatura masculina, respecto a los materiales de construcción de los techos y en la paredes exteriores e interiores”.

En los últimos años ha aumentado el uso de zinc para fabricación de los techos en las viviendas con jefatura femenina, de un 22% en el 1981 aumentó a 63% en el 2002. “La proporción es menor que en viviendas con hombres jefes de hogar. Sin embargo, en la actualidad un mayor número de las jefas usan techos de concreto (33.4%)”. Sostiene la investigación de la ONE hay una mejoría considerable en los materiales de las paredes de las viviendas donde viven las jefas de hogar, ya que en su mayoría son de  concreto y las cocinas de los hogares de las  jefas  están mejor equipados. Según el estudio, las casas donde las mujeres son jefas del hogar tienen bloques o concretos en un mayor pocentaje (70%) que en el caso de las casas donde los jefes de hogar son hombres (64 por ciento).

Igualmente, el estudio revela que un mayor porcentaje de las casas de las casas en que las mujeres son jefas del hogar tienen pisos d e mosaico (13.99 por ciento), en comparación con las casas donde los jefes de hogar son hombres, en las que el porcentaje que tiene pisos de mosaicos es más bajo, de 11.32 por ciento. Esto revela que las mujeres invierten más en el hogar. 

La cifra

24 por ciento.  En  1981, aumentó a 70% en el 2002 el número de viviendas con paredes de concreto en los hogares de las jefas de hogar. Un 88.7% de los hogares encabezados por mujeres cocinan con gas propano.