Muerte Espín golpea  Fidel

Muerte Espín golpea  Fidel

LA HABANA,  (AFP) – Sobrios y cortos, los funerales de Vilma Espín, esposa de Raúl Castro y la mujer de más rango político de Cuba, sonaron como un campanazo de retirada a la generación que hizo la revolución, pues esta vez la muerte tocó el círculo más íntimo de Fidel Castro, quien dijo sentirse «golpeado».

 «Vilma ha muerto. No por esperada la noticia dejó de golpearme. Por puro respeto a su delicado estado de salud nunca mencioné su nombre en mis reflexiones», dijo Fidel Castro en un comentario publicado este miércoles en las ediciones digitales de Juventud Rebelde y Granma.  Castro afirmó que el ejemplo de su cuñada «es hoy más necesario que nunca». Consagró toda su vida a luchar por la mujer cuando en Cuba la mayoría de ellas era discriminada», añadió en su editorial, el número 19 que publica en la prensa desde el 29 de marzo.

 Fidel, quien en agosto cumplirá 81 años, se recupera desde hace 11 meses de una grave crisis intestinal que lo tuvo «entre la vida y la muerte», y por la cual debió ceder el poder provisional a su hermano Raúl, de 76.  Su convalecencia le impidió asistir a los funerales.

Decenas de miles de cubanos desfilaron luctuosos  ante retratos de Espín.   Al final de la tarde del martes, una velada solemne encabezada por Raúl en el teatro Karl Marx, dijo adiós a «la heroína de la lucha clandestina y combatiente de la Sierra».