Mueren otras 26 personas en Irak, situación sanitaria es «trágica»

Mueren otras 26 personas en Irak, situación sanitaria es «trágica»

Por Ammar Karim
BAGDAD, Mayo 12 (AFP) – Por lo menos 26 personas murieron este jueves, entre ellas dos soldados estadounidenses, y otras 100 quedaron heridas en Irak, país que vive una situación sanitaria «trágica» con respecto a los años 80, según un informe de la ONU.

Un día después de una jornada en la cual murieron más de 80 iraquíes, un kamikaze lanzó su coche bomba contra un mercado del barrio Bagdad-Jadida, al este de la capital iraquí, dejando 15 muertos, entre los cuales varias mujeres, y 84 heridos, según fuentes de los hospitales.

La población manifestó su cólera y atacó a los soldados estadounidenses y a los fotógrafos, dado que el atentado fue dirigido sólo contra civiles a una hora en que el barrio está particularmente animado, a 50 metros de la mezquita sunita de Samarrai y frente a tiendas y comercios ambulantes.

Según una fuente del ministerio del Interior, el atentado fue cometido por un kamikaze en la calle principal de Bagdad-Jadida hacia las 11H00 (07H00 GMT) provocando escenas de pánico.

Un mecánico de 32 años, Anuar Ibrahim, afirmó que el coche bomba estalló en medio de la calle de doble vía en el momento en que no había ningún convoy del ejército estadounidense, ni patrulla de la policía iraquí.

La jornada había comenzado en Bagdad con dos atentados separados que costaron la vida a un general del Estado Mayor y a un coronel de la policía.

Dos soldados estadounidenses murieron y un tercero quedó herido al estallar bombas al paso de sus convoyes al norte y el sur de Bagdad, anunció el ejército de Estados Unidos.

A comienzo de la tarde cinco iraquíes resultaron heridos por la explosión de un coche bomba dirigida contra un convoy estadounidense en el oeste de Bagdad, cerca de la peligrosa carretera del aeropuerto internacional.

En Samarra, a 125 km al norte de la capital, dos soldados y dos civiles perecieron en ataques separados, mientras que en la región de Kirkuk, más al norte, dos civiles y un policía murieron y otras cinco personas quedaron heridas en ataques, en particular por la explosión de dos coches bombas.

Cerca de Samarra siete cuerpos en estado de descomposición fueron descubiertos en el lago Tharthar, según una fuente policial. «Todos fueron asesinados a balazos hace más o menos una semana», indicaron fuentes de los hospitales.

A la inseguridad que exaspera y golpea duramente a la población iraquí se añaden condiciones de vida cada vez más difíciles, reveladas este jueves por un informe de la ONU.

«El informe describe condiciones de vida más bien trágicas», dijo el ministro del Plan, Barhem Saleh, al presentar el documento, precisando que esas malas condiciones de vida se deben a las guerras sucesivas, así como al escaso apoyo de la comunidad internacional.

El informe señala de manera alarmante las condiciones de vida de los iraquíes, afectados por una tasa de desempleo importante y carentes de viviendas, de infraestructuras de salud, de electricidad y de agua potable.

«Si se compara la situación actual con la de los años 80, nos damos cuenta que ha habido un neto deterioro», precisa el ministro.

En cifras, el informe muestra que la tasa de desempleo promedio es de 18,4%. Entre los jóvenes, alcanza 33,4% y hasta 37,2% entre quienes han hecho estudios secundarios o superiores.

El 85% de los hogares iraquíes sufre de cortes en el servicio de electricidad y sólo 54% tienen acceso al agua potable (contra 75% hace 20 años), indica el documento.

Cerca de una cuarta parte de los niños iraquíes (23%) sufren de malnutrición crónica y la diarrea es la principal causa de mortalidad infantil.

Un 55% de los iraquíes, de edades entre los 6 y los 24 años, reciben educación escolar, pero en el transcurso de los últimos 15 años el nivel de estudio de las mujeres ha bajado. La tasa de analfabetismo en la población femenina llega a 47%.

En términos de salud, Irak sufre de falta de medicamentos y de equipos. Muchos hospitales y centros médicos han sido destruidos.