Mueren 43 en un atentado en Irak

Mueren 43 en un atentado en Irak

BAGDAD. AFP.  Al menos 43 personas murieron ayer en un atentado en la ciudad santa chiita iraquí de Kerbala, coincidiendo con la visita a Bagdad del vicepresidente estadounidense Dick Cheney, quien reafirmó el «apoyo inquebrantable» de su país a Irak.

Una bomba estalló el lunes entre la multitud, a un centenar de metros del mausoleo del imam Hussein, lugar santo para los chiitas en el centro de Kerbala, al sur de Bagdad. Al menos 43 personas murieron y otras 73 resultaron heridas en este atentado, el más sangriento en esta ciudad desde hace un año, según fuentes médicas. Fuentes policiales desmintieron que se tratara de una mujer kamikaze, como se había indicado previamente, y explicaron que un sospechoso había sido detenido.

Se trata del cuarto gran atentado  desde inicios de febrero en Irak, lo cual hace temer un aumento de la violencia después de que a partir de septiembre de 2007, la seguridad había mejorado considerablemente. Unos 110 km al norte de Kerbala, en Bagdad, Cheney se reunió con los principales responsables iraquíes y estadounidenses y se felicitó de las «fenomenales» y «espectaculares» mejoras registradas en el país.