Mueren 23 palestinos en ataques israelíes

Mueren 23 palestinos en ataques israelíes

GAZA (AFP).- Al menos 23 palestinos, nueve de ellos miembros de la misma familia, murieron ayer, miércoles, en diversos ataques de aviones y tanques israelíes en la franja de Gaza, donde las tropas del Estado hebreo realizaron nuevas incursiones.

Un F-16 bombardeó y convirtió en un montón de ruinas la casa de un miembro del movimiento islámico Hamas, Nabil Abu Salmiyah, en el barrio Cheij Radwan, en la periferia de Gaza.

El cabeza de familia, su esposa, cinco de sus hijos y otros dos familiares murieron en este ataque. Los cadáveres de tres de las hijas, de menos de diez años, fueron encontrados entre las ruinas de la casa después del mediodía.

Además, unas 30 personas resultaron heridas en el bombardeo, que destrozó también parcialmente varias viviendas aledañas, comprobó la AFP.

Mohammed Deif, líder de las brigadas Ezzedin Al Qassam, brazo armado de Hamas, resultó herido en el ataque y fue operado en el hospital Shifa de Gaza, aunque su vida no corre peligro.

Tras el bombardeo, las brigadas Ezzedin Al Qassam prometieron una venganza “fuerte y dolorosa”.

“Nuestra reacción a esta masacre será dolorosa y fuerte. El enemigo sionista lamentará este crimen, que cambia las reglas del juego para el futuro”, aseguró el grupo en un comunicado.

Estas brigadas son uno de los tres grupos armados que reivindicaron el secuestro del soldado israelí Gilad Shalit, capturado el 25 de junio. Por ello, Hamas, sus estructuras y militantes se han convertido en blanco de Israel en Gaza.

Horas después, otros dos soldados israelíes eran capturados en la frontera con Líbano por Hezbolá, un movimiento que según las autoridades israelíes tiene relaciones con Hamas.

Mohammed Deif, convertido con el paso de los años en uno de los grandes enemigos de Israel, ha sido dado por muerto en muchas ocasiones y ha sobrevivido a varios ataques del Estado hebreo.

Nacido en el campo de refugiados de Jan Yunes, al sur de la franja de Gaza, hace 40 años, este activista está considerado el número uno de las brigadas Ezzedin Al Qassam desde la muerte de Salah Chehade, muerto en 2002.

El líder militar, acusado por Israel de ser el artífice de numerosos atentados suicidas, es conocido por su capacidad para esconderse, disfrazarse y confundirse entre la población de Gaza.

Además, otros cinco palestinos murieron y seis resultaron heridos en un bombardeo en Deir El Balah, al centro de la franja de Gaza. Según portavoces militares israelíes, se trataba de hombres armados.

Por otra parte, cuatro activistas palestinos perdieron la vida en otro ataque aéreo previo perpetrado contra un vehículo que circulaba también en Jan Yunes.

Además, dos miembros de las brigadas Al Qods (Jerusalén), brazo armado del movimiento Yihad Islámica, murieron alcanzados por disparos de tanque en Deir el Balah, en el centro de la franja.

Al este de Jan Yunes (sur), un policía palestino murió y otros dos resultaron heridos cuando un avión lanzó un misil contra la comisaría en la que se encontraban.

Durante la noche, otro palestino que había recibido varios disparos cerca de Deir el Balah (centro), también falleció y un policía murió acribillado cuando el ejército israelí abrió fuego contra su comisaría, al sur de la ciudad de Gaza.

En total, más de 70 palestinos perdieron la vida desde que el ejército israelí lanzó una ofensiva terrestre contra Gaza hace una semana con el fin de interrumpir el lanzamiento de los cohetes Al Qassam hacia su territorio y liberar al soldado secuestrado.

Fue la primera vez que las tropas volvían a invadir Gaza desde el desalojo sus 21 colonias y la retirada de toda presencia militar en la franja, en septiembre del 2005.

En las últimas horas, varias columnas de tanques se adentraron por diversos puntos de la franja de Gaza, que según fuentes militares israelíes quedará prácticamente cortada en dos.

Los blindados penetraron un kilómetro a la altura de Deir el Balah, campo de refugiados situado en el centro de la franja. Otra columna entró por el sur de la región, a la altura de Jan Yunes.

A mediodía del miércoles, los tanques se habían retirado del aeropuerto de Rafah, al sur, y de la región de Karni, en el centro, pero permanecían en algunos puntos del sur.

Según fuentes israelíes, esta ofensiva, que desconcierta a los palestinos por alternar de forma inesperada ataques aéreos e invasiones terrestres en el norte, centro y sur de la franja, podría durar hasta septiembre.