MPT dice que discurso de Leonel fue un cuento de hadas

MPT dice que discurso de Leonel fue un cuento de hadas

El Movimiento Patria Para Todos (MPT) calificó el discurso del presidente Leonel Fernández como un cuento de hadas de alguien que perdió la percepción de la realidad y en vez de anunciar medidas que mejoren las condiciones de vida del pueblo se limitó a justificar su errada política pública.

“Este fue un discurso que más que plantear acciones para enfrentar la crisis actual se limitó a desconocer lo que sufre la población de la política del gobierno, por lo que el país solo tiene como alternativa la protesta en las calles para enfrentarla y para presionar el cambio de rumbo de la economía, dice Fulgencio Severino, coordinador general del MPT.

Califica de fantasía la creencia del Presidente en el sentido de que recurrir al Fondo Monetario Internacional es indicador de buena economía, cuando en la realidad el hecho de que el Gobierno haya tenido que recurrir a este organismo crediticio ha sido resultado de su mala gestión económica y que por ello debió buscar ayuda para obtener recursos externos que le ayudaran a enfrentar el déficit público y el de la balanza comercial.

Severino dijo que una economía que acusa un déficit en la balanza comercial del orden del 8.6% del producto bruto interno en el 2010 y que se estima que para el 2011 será de alrededor de 7.6%, no puede señalarse como buena y el hecho de que para compensar este déficit el Gobierno debe recurrir a un endeudamiento permanente es indicativo de la incorrecta política económica.

Y es que el gobierno en vez de dedicarse a producir más  para garantizar la seguridad alimentaria del pueblo dominicano ha estado favoreciendo las importaciones y por eso en el 2010, la participación del sector agropecuario en el producto bruto interno cayó estrepitosamente.

El mayor desempeño del gobierno actual ha sido el crecimiento del endeudamiento externo que creció 2% del producto bruto interno en el 2010.

Para el MPT resulta incoherente del gobierno su explicación de los déficit y el alto costo de la vida y de la energía cuando su principal política ha sido la de hacer cada vez más dependiente la economía dominicana y el bienestar del pueblo dominicano de las economías extranjeras. 

Igualmente no podemos aceptar la justificaciones del Gobierno cuando la economía no ha producido los suficientes empleos para satisfacer la demanda, por el contrario la tasa de desempleo ha aumentado en forma alarmante de un 14.1% en 2010 a 14.6% en abril del 2011 y una tendencia a seguir incrementando el mismo.

Lo que el presidente Fernández debió anunciar para mostrar una actitud rectificadora de su errada política económica que solo ha profundizado el carácter dependiente de nuestra economía son las siguientes medidas:

1.   Reducir la dependencia del petróleo, favoreciendo la transformación del parque energético nacional a energía hidráulica, eólica, gas natural y carbón.

2. Presionar la renegociación de los contratos eléctricos con los generadores privados para reducir los subsidios a estos.

3. Reducir  los salarios astronómicos en el Gobierno y  la nómina no necesaria en especial del sector diplomático y las botellas de subsecretario y secretario de Estado sin cartera, ayudante civil del Presidente y otras formas  de clientelismo.

4. Promover la revolución verde, entregando la tierra no al gran capital que solo busca producir alimentos para satisfacer los mercados internacionales en detrimento de la seguridad alimentaria del pueblo dominicano, sino a campesinos sin tierra. Empezando con la tierra del estado entregada a funcionarios  y sector privado y muchas del as cuales están baldías.

5. Anunciar que en el próximo Presupuesto invertirá el 4% del PIB en educación y el 3% en salud para favorecer a dominicanos con el seguro familiar de salud.

6. Disponer que para el próximo año se dotará a envejecientes de la pensión subsidiada que establece la ley de seguridad social.

7. Anunciar una ley que promueva 30 mil millones de pesos en préstamos para las MIPYMES para su desarrollo y promover nuevas empresas y así generar los empleos que demanda la economía.