Mortalidad materna RD es una de las más altas

Mortalidad materna RD es una de las más altas

POR UBALDO GUZMAN MOLINA
La mortalidad materna en la República Dominicana es intolerable, pues fallecen 120 por cada 100,000 nacidos vivos, dijo ayer la representante  de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el país, doctora Cristina Nogueira. Consideró, asimismo, que esa mortalidad se encuentra entre los niveles más altos de América Latina.

A su juicio, una de las causas de la mortalidad materna es la calidad de la atención, la falta de seguimiento y porque muchas veces la paciente no llega a tiempo.

Expresó que la OPS ha conversado con la Secretaría de Salud Pública y el Colegio Médico Dominicana, enfatizando en el esfuerzo conjunto en la calidad de la atención.

Reconoció que el país tiene buena calidad del personal médico, pero lamentó que no existe una carrera sanitaria, que, según añadió, es un compromiso del secretario de Salud Pública, doctor Bautista Rojas Gómez.

Expresó que una carrera sanitaria, como tienen la mayoría de los países de la región, permitirá mejorar los servicios de salud en los hospitales. Resaltó que en esa carrera se establecerán los deberes y los derechos de los profesionales de la salud.

Recordó que muchos programas de cooperación internacional invierten en la capacitación constante de los servicios, pero que en dos o tres años el proceso se detiene, ya sea por cambio político o falta de incentivos.

Para Nogueira, la República Dominicana tiene ocho médicos por cada enfermera graduada, situación que  atribuyó a la falta de la carrera sanitaria. Recordó que la atención primaria de salud descansa en las enfermeras.

Al volver sobre la mortalidad materna, dijo también que la hemorragia después del parto es la causa más importante de la misma y el acceso a sangre segura para hacer la transfusión.

Según Oscar Suriel, de la OPS, la carrera sanitaria permitirá suficiente capacidad en los recursos humanos que prestan servicios para dar solución a los problemas que se presentan.

De su lado, Gerardo Alfaro también de la OPS, expresó que el grave problema para la obtención de sangre para hacer las transfusiones es que no se procesa lo suficiente.

Indicó que en el país hay muchos bancos de sangre que captan unas 80,000 unidades, pero que se deben continuar los esfuerzos para que la sangre se utilice en sus diferentes derivados y bajar los costos de la prueba de tamizaje, que se traspasa al usuario.

La gran mayoría de la sangre que se capta, dijo, es por reposición, es decir, cuando una persona necesita la sangre, tiene que llevar a sus familiares a donarla.