Mitad estudiantes que inician no termina la universidad

<P>Mitad estudiantes que inician no termina la universidad</P>

La situación de la educación superior del país no podía ser más  grave, pues sólo la mitad de los que inician estudios de una carrera universitaria logra terminarla. En cuanto a los que consiguen graduarse en la universidad, hasta un 90%   lo hacen con varios años de atraso. Estas informaciones están contenidas en un estudio titulado “Deserción, Repitencia y Eficiencia de la Titulación en la Educación Superior”, puesto a circular ayer por el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, que lo auspició.

Cerca de la mitad de los estudiantes que comienzan una carrera en las universidades del país no la terminarían en la entidad de origen, aunque pueden completar sus estudios en otras carrreras o en otras universidades.

Además, hasta un 90%  de los que se gradúan lo hacen con varios años de atraso.

Los datos constan en el estudio “Deserción, Repitencia y Eficiencia de la Titulación en la Educación Superior”, que ordenó el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología. Especifica que las carreras con mayor índice de repitencia y deserción son las ingenierías, Administración y Contabilidad, lo que se atribuye a las exigencias de esas áreas.

Las carreras con mayores tasas de  rezago son Medicina e Ingeniería Civil, en las que menos de 20% de los egresados termina en el tiempo establecido. A estas siguen Administración de Empresas, Derecho y Educación, en las que se gradúa a tiempo solo 40% de los inscritos. El estudio fue realizado por un equipo de investigadores encabezado por la directora del Centro de Innovación en Educación Superior (Cinnes), del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), Altagracia López, y el  chileno Luis Eduardo González.

  La Ministra de Educación Superior, Ligia Amada Melo, estimó la inversión de la investigación en RD$3 millones.

Causas.  Al exponer las principales razones que obligan a los estudiantes universitarios a retirarse de las aulas, los resultados citan como fundamentales  falta de recursos económicos, necesidad de trabajar,  falta de  conocimientos  previos y  frustración en cuanto al área de estudio elegida, entre  otras.

Los datos  fueron obtenidos mediante entrevistas a estudiantes desertores, funcionarios académicos y especialistas en el área.

Hombres y mujeres.  Las mujeres dominan la matrícula universitaria, con 61 por ciento de los inscritos y  presentan los menores índices en las tasas de deserción y repitencia de los sectores público y privado.

No es eficiente.  Para Melo, estos resultados indican  que el sistema de educación superior nacional “no es eficiente”, ya que a los estudiantes les cuesta mucho tiempo extra concluir sus estudios. Dijo que de las 47 instituciones de educación superior existentes, en la investigación solo participaron 20, debido a las reservas y resistencia que presentaron las restantes para entregar estadísticas. En ese sentido,  afirmó que la gestión de datos fue una “labor titánica”.

 En el discurso de apertura de la presentación del estudio, la funcionaria  aseguró que se trata del estudio “más importante” que se ha hecho durante su gestión, por los datos que arroja.

Las claves

1.  Resultados dramáticos

Al presentar los resultados, el experto chileno aseguró que los hallazgos son “dramáticos”, pero que, sin embargo,  no se alejan de la realidad de la mayoría de las  universidades de América Latina.

 2.  Muy costoso

Ligia Amada Melo manifestó preocupación porque la salida tardía de inscritos equivale a un gasto incalculable para ellos, sus familias, las academias y  el Estado. 

3.  Recomendaciones

Entre las recomendaciones del equipo investigador está hacer estudios de la condición de vida de los estudiantes, diseñar un sistema de seguimiento y atención y flexibilizar el curriculum.