MIS BUENOS DIAS
¿Y la corrupción? Bien, gracias

MIS BUENOS DIAS <BR>¿Y la corrupción? Bien, gracias

RAFAEL MOLINA MORILLO
Al decir «La Encuesta» en estos días, queda sobreentendido que se está haciendo referencia a la encuesta Gallup-Hoy cuyos resultados comenzaron a publicarse desde el lunes pasado. De la misma manera que cuando decimos «La Embajada», a secas, nos estamos refiriendo a la Embajada de los Estados Unidos; y cuando mencionamos «El Palacio» se sabe que hablamos del Palacio Nacional.

Pues bien, la encuesta viene siendo tema de conversación obligada y de análisis e interpretaciones por parte de los comentaristas de radio y televisión, que hacen toda clase de conjeturas y especulaciones a la medida de sus simpatías e intereses.

La encuesta de marras, al evaluar el comportamiento del gobierno frente a diversos problemas sociales, nos permite, de paso, identificar cuáles son para la sociedad los problemas que más la agobian. Se refieren los encuestados al problema energético, al desempleo, a la inseguridad ciudadana, a la inmigración ilegal de haitianos y al tráfico de drogas, como las más acuciantes situaciones del momento. Pero no ocurre así con la corrupción, que aparece poco mencionada y poco criticada.

Es que la corrupción ha pasado a ser parte de nuestra cotidianidad, lamentablemente. Está en todas partes: en el Gobierno, en los partidos políticos, en las industrias, en el comercio, en los medios de comunicación¼ Urge, pues, realizar una labor de profilaxis que nos arrope a todos, sin excepción, para ver si todavía estamos a tiempo para evitar llegar al punto de no retorno. Así de grave es la cosa, aunque no se refleje en las encuestas.

r.molina@verizon.net.do