MIS BUENOS DÍAS
¿Entre quiénes estamos?

MIS BUENOS DÍAS <BR>¿Entre quiénes estamos?

RAFAEL MOLINA MORILLO
Por un lado, el Jefe de la Policía Nacional se ve compelido a dar un plazo de 72 horas para que los oficiales de esa institución que usufructúan automóviles robados, los entreguen. O sea, que estamos frente a una clara admisión de que, en franco abuso de poder, hay oficiales que a sabiendas toman para sí los vehículos recuperados de manos de los ladrones, en vez de devolvérselos a sus legítimos dueños. Si esos son los llamados a mantener el orden legal, ¿qué podemos esperar de los demás?

Por otra parte, las nuevas autoridades revelan que hay unos 300 vehículos oficiales, propiedad del Estado, que no han sido devueltos por los funcionarios del pasado gobierno a quienes estaban asignados para cumplir sus obligaciones de trabajo. ¿Será que piensan quedarse con ellos, en calidad de robo?

Estas son sólo dos muestras para que nos demos cuenta, los que privamos en honrados, de la clase de gente que nos rodea. ¡Cuidado, agárrense la cartera! Estamos entre bandidos, con y sin uniformes.

Ya lo he dicho antes, pero voy a repetirlo: son tres las crisis que hay que enfrentar en nuestro pobre país. Una, la crisis económica, aunque el presidente Fernández quiera bautizarla  eufemísticamente como “crisis financiera”. Otra, la crisis política, responsable de que la mayoría de los llamados líderes políticos sólo se interesen en buscar eso que llaman “lo mío”. Y una tercera, que es la crisis moral, la más difícil de conjurar, pero que tiene remedio si los ejemplos éticos que hacen falta se implementan desde arriba, en forma vertical y apoyados en una sólida base de sanciones drásticas e inflexibles.

———-
r.molina@verizon.net.do