Ministra pide reclamar estancias infantiles y descanso postparto

Ministra  pide reclamar estancias infantiles y descanso postparto

La ministra de la Mujer Janet Camilo, afirmó ayer que la sociedad requiere un nuevo liderazgo, en el que las mujeres sean más fuertes y aprendan de los hombres que el objetivo es ganar, y exhortó a la ciudadanía a reclamar más estancias infantiles que contribuyan a que las mujeres sigan conquistando el mundo laboral.
Ante decenas de emprendedoras que celebraron el 30 aniversario de la Asociación Nacional de Mujeres Emprendedoras (Anmepro), Camilo favoreció que se promueva desde el Estado las salas de lactancia en las empresas y llamó a las mujeres seguir defendiendo el descanso pre y postnatal de las trabajadoras que pasó de 12 a 14 semanas y que, entró en vigencia.
La funcionaria y dirigente política en la conferencia magistral: “Desafío para el liderazgo de la mujer en el siglo”, criticó que al niño se le enseñe que la meta es ganar, mientras que a la mujer, se le educa para reproducir.
“Al niño se le enseña que no importa lo que hay que hacer para ganar, aunque haya que matar. Y, a nosotras, se nos enseña, con la muñeca que hay que cuidarla”.
Planteó puntos imaginarios para orientar acerca de la fragilidad con que se crían las mujeres frente a los hombres, y advirtió que la meta ahora es trabajar para elevar la autoestima de las mujeres, prepararlas para que sean líderes de procesos en mundo laboral, social y familiar.
Empezó por hacer un análisis de cómo a los hombres se les atribuye el color azul, como signo de fortaleza, y a las mujeres se les imponen los tonos rosas, para describirlas con debilidad, lo que a su juicio, influye en el liderazgo, toda vez que a los hombres se les describe en el perfil psicológico como competitivos, y a las mujeres en la forma cooperativa.
Camilo deploró que el 62% de las mujeres obtenga un título académico para colgarlo en la pared de su casa, porque los hombres llevan la delantera con los puestos de trabajo y reciban mejores remuneraciones, aún haciendo la misma labor.
Camilo pintó la realidad política a la que se enfrentan las mujeres y narró como en su partido sacan a una mujer de un cargo para cederlo a un hombre.