Ministerio con Plan Estratégico Agropecuario para 2020-2030

Ministerio con  Plan Estratégico Agropecuario   para 2020-2030

Osmar Benítez

La República Dominicana tiene que prepararse para alimentar a unos 22 millones de personas que comerían aquí en 2030, según las proyecciones que ha hecho el Gobierno, razón por la que el ministro de Agricultura, Osmar Benítez, sugirió ayer la construcción de tres presas para llevar riego a la zona del Cibao Central, que es la más importante para la producción de víveres en el país.
Benítez hizo la sugerencia durante la presentación del Plan Estratégico Sectorial Agropecuario de República Dominicana para el período 2020-2030, que fue puesto a disposición de los productores agropecuarios, agroindustriales e instituciones públicas y privadas del país.
Dijo que el plan se enmarca en la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) y en la Agenda 2030 para cumplir con los ODS asumidos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y en cumplimiento de la Ley 498-06 que crea el Sistema Nacional de Planificación e Inversión Pública. Contiene las políticas, los objetivos y las acciones del sector agropecuario para el citado período.
En este momento, en el mundo hay 7,400 millones de personas y para 2050 habrá casi 10 mil millones de ciudadanos, por lo que hay que equilibrar la oferta de alimentos con esa población. En este país, nuestra población es de 10.3 millones, según la Oficina Nacional de Estadísticas, y que va a crecer 11.4 por ciento, dijo Benítez.
Agregó que eso es sin considerar la población flotante y que tenemos 6.5 millones de turistas y con el turismo de cruceros aumenta a más de 8 millones, sin incluir a los haitianos, lo que quiere decir para el 2030, esa población puede ser de 10 millones flotantes, lo que significa que podrá ser de unos 20 millones de personas. El plan dice que hay que aumentar la oferta de alimentos, que el país cubre un poco más de 85% de la demanda de la población. Al 2030, esa demanda debería superar el 92%, por lo que debemos trabajar para el 95% de la demanda.
Para atender la población en crecimiento, el país debe incorporar nuevas áreas para la producción de alimentos, cambiar tecnología o incorporando nuevas variedades de cultivos, nueva genética animal que nos permitan tener más alimentos de origen animal.
Mencionó que la presa Monte Grande va a permitir incorporar más de 400 mil tareas nuevas a la producción. Benítez señaló que hay que aumentar las zonas de riego con la construcción de tres grandes presas para el Cibao Central (La Vega, Cotuí, Hermanas Mirabal, Duarte, Espaillat y Santiago: Alto Yuna (para parte este del Cibao), en Amina (aumentar oferta agua en Santiago) para llevarla a la presa Tavera, y en río de Jamao para llevar a Moca. Cada una implicaría unos US$400 millones, en un plazo de 10 años.
Presentes en la actividad los viceministros Juan José Espinal, de Planificación, y Radhamés Valenzuela, de Producción, así como otros funcionarios del Ministerio de Agricultura.