Miles de paramilitares dejan armas Colombia

Miles de paramilitares dejan armas Colombia

BOGOTA (AP) _ En la mayor desmovilización registrada hasta ahora en el largo conflicto colombiano, unos 2.820 paramilitares del Bloque Minero entregaron ayer sus armas a las autoridades.

La ceremonia se realizó en un finca del municipio de Tarazá, a 350 kilómetros al noroeste de Bogotá, con la presencia del alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, y los jefes del grupo ilegal, incluido el comandante Ramiro Vanoy.

Vanoy está pedido en extradición por una corte de Estados Unidos por tráfico de drogas, al igual que casi toda la cúpula de la federación paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Restrepo luego de presenciar la entrega de 1.300 armas de fuego e incluso un helicóptero, le dio la bienvenida a la vida civil a los combatientes que vestían camuflados y dijo que deben cooperar en el mantenimiento del orden en el país.

«Corresponde ahora a los ciudadanos cooperar activamente con la fuerza pública. Si en algún momento se rompió ese vínculo tenemos que restablecerlo’’, dijo Restrepo en su discurso que fue transmitido por la televisión local.

Esta es la desmovilización número 14 de los grupos paramilitares de extrema derecha, que se realiza en medio de cuestionamientos sobre la seriedad del proceso de paz que adelantan las AUC con el gobierno del presidente Alvaro Uribe y acusaciones de que narcotraficantes lo están utilizando para evadir a la justicia estadounidense.  Uribe tiene como política no autorizar las extradiciones de las personas que se acojan al proceso de paz.

Hasta el momento, unos 17.000 combatientes se han desmovilizados y se espera que entreguen las armas otros 3.000.