Milán   gana Copa de Campenes de Europa

Milán<SPAN style=   gana Copa de Campenes de Europa">

ATENAS,  (AFP) – El equipo italiano AC Milán derrotó  ayer al inglés Liverpool por 2-1, con un doblete de Filippo Inzaghi, y conquistó la Liga de Campeones de Europa -la séptima de su historia- en un espectacular partido disputado en Atenas.

   Inzaghi abrió el marcador a los 45 minutos al desviar un tiro libre de Andrea Pirlo, y prácticamente selló la suerte del partido a los 82 al recibir un pase espectacular del brasileño Kaká.   Para Liverpool descontó Dirk Kuyt a los 89 con un golpe de cabeza.   Con esta victoria, además, el AC Milán se vengó de la derrota que había sufrido ante el mismo Liverpool, en los tiros penales, en la final de la Liga de Campeones de 2005, en Estambul, Turquía.

   En esa oportunidad, el AC Milán se encontraba en ventaja de 3-0 en el marcador pero permitió la reacción de Liverpool, quien empató el cotejo y se coronó campeón en los tiros penales. Este miércoles, el AC Milán se aseguró de liquidar el pleito en los 90 minutos.

   El ya legendario capitán del AC Milán, Paolo Maldini, de 38 años, conquistó este miércoles su quinta Liga de Campeones, y con ello igualó la marca del mítico Alfredo Di Stefano, quien había conquistado cinco trofeos con el Real Madrid. El récord sigue en poder del español Paco Gento, con seis títulos.   En el arranque del partido el Liverpool dejó claro cuál sería su principal arma: la velocidad.

   El conjunto inglés decidió apostar a la velocidad y movilidad de Jermaine Pennant ante la experiencia y veteranía de Paolo Maldini y Alessandro Nesta, y así habilitó seguidamente al excurridizo puntero, quien consiguió desbordar por ese costado casi cada vez que se lo propuso.    En contrapartida, el AC Milán apostó a la calma, a explotar su mejor trato del balón y provilegiar la posesión de la pelota.

   Más allá del mediocampo, el cerebro del equipo lombardo era el astro brasileño Kaká, quien gozó de libertad total para moverse por todo el frente de ataque, partiendo siempre en velocidad desde el centro hacia los costados, en diagonal.   En ese cuadro, Liverpool creó las primeras opciones de gol. Ya a los 10 minutos Pennant ingresó en velocidad y consiguió un violento disparo cruzado, que el arquero brasileño Dida contuvo con esfuerzo. Poco más tarde fue Gerrard quien intentó de larga distancia.

   El AC Milán pareció encontrarse cómodo en el partido una vez que Kaká pasó a incursionar por el costado izquierdo, ya que en el andarivel derecho se encontraba sin un compañero de ruta y además el marcador argentino Javier Mascherano, de Liverpool, lo tenía bien controlado.

   El momento crucial del primer tiempo llegó al minuto 45, cuando el español Xabi Alonso derribó a Kaká en pocos metros de la línea del área grande. Andrea Pirlo cobró el tiro libre, pero la pelota caprichosasamente. Luego del partidpos una gran cantidad de fanáticos italianos comenzó a celebrar la victoria en el estadio de Atenas, además en Roma, donde se lanzaron a las calles.

El partido fue seguido por miles y miles de fanáticos.