Miguel Tejada compartió corona de jonrones con su esposa e hijos

Miguel Tejada compartió corona de jonrones con su esposa e hijos

HOUSTON, Texas.- El campo corto Miguel Tejada estableció anoche dos récords para una competencia de jonrones ante la presencia de 14 de los más grandes jonroneros de todos los tiempos.
Tejada sacó la bola del parque en 15 ocasiones durante la segunda ronda para establecer una marca de una sola ronda y terminó con 27 en general, quebrando un récord previo del también dominicano Sammy Sosa (2000).
“Esta es una noche inolvidable”, dijo Tejada al compartir con su esposa y sus hijos Alexa y Miguel Jr.
La marca de Sosa era compartida con el inicialista de los Cardenales de San Luis, Albert Pujols, quien también pegó 26 el año pasado. Otro en la lista era Jason Giambi, con 25 en el 2000.
Con una multitud en contra que favorecía al local Lance Berkman, Tejada se apoyó de la motivación de los dominicanos David Ortiz y Tony Peña para crecerse ante más de 40,000 fanáticos presentes en el Minute Maid Park, de esta ciudad.
“No tenía nada que perder. Hice swings libres y no tenía ninguna presión”, señaló Tejada. “Este es el momento más emocionante de mi carrera”.
Dijo que la presencia de tantos inmortales de Cooperstown lo hizo sentirse muy especial.
Ortiz le secó el sudor de su frente en más de una ocasión, mientras que Peña le sirvió como lanzador de orden en sus repetidas rondas de jonrones.
El nativo de Baní superó 5-4 en la ronda final a Berkman, quien lo abrazó fuertemente al finalizar la competencia jonronera, una de las más exitosas de los últimos años.
Al ser coronado como el campeón de la competencia de jonrones, Tejada levantó en sus brazos una bandera dominicana, la cual también portó como capa demostrando su amor patrio.
Tejada inicialmente no estaba supuesto a participar en este Derby de Jonrones y solo el domingo fue cuando recibió la noticia de que estaría ocupando la vacante de Jason Giambi, inicialista de los Yanquis de Nueva York, quien abandonó a último instante debido a una enfermedad que ha venido arrastrando en los últimos dos meses.
Pero a pesar de ello, el banilejo demostró su capacidad con el madero, el mismo que le ayudó a ganar el premio al Jugador Más Valioso en la temporada del 2002, con los Atléticos de Oakland.
Vistiendo la gorra negra y naranja de los Orioles, el estelar torpedero asombró a la fanaticada texana.