Miedo y angustia en La Barquita

Miedo y angustia en La Barquita

En La Barquita, un conocido sector popular del municipio Santo Domingo Este, la realidad no cambia o cambia muy poco. Cada año, para esta fecha, sus habitantes, personas de ingresos muy escuálidos, viven los mismos sobresaltos y sufren los mismos embates de las lluvias, de la acumulación de agua y de la crecida de los ríos que quedan en la cercanía. También reciben las mismas promesas. 

El pánico, la angustia y la incertidumbre se apoderaron ayer de los habitantes del paupérrimo barrio La Barquita, donde alrededor de 40 familias abandonaron sus viviendas por temor a ser arrastradas por la crecida del río Ozama.

La gente que habita este humilde sector  a orillas del  río, se quejan  que las autoridades las han abandonado a su “propia suerte”, a pesar de la temporada ciclónica.

Decenas de viviendas techadas de maderas y zinc viejos, así como de blocks están anegadas, por lo que sus dueños decidieron abandonarlas y trasladarse  donde amigos y familiares.

Reporteros de Hoy que realizaron un recorrido por la zona  observaron anoche que algunas familias sacaban camas, colchones, estufas, neveras y otros ajuares de sus viviendas que comenzaron a inundarse por la crecida del río, debido a las fuertes y prolongadas lluvias.

La pobreza y el desempleo campean en este barrio, donde niños y adultos se desplazan por estrechos callejones que dan al río expuestos a todo tipo de enfermedades.

Algunas personas entrevistadas se quejaron  que no  reciben ayuda de ninguna de las autoridades del Gobierno.

 María Féliz, Luis Manuel Gómez y Leopoldo Segura, entre otros, dijeron que el pasado martes el río Ozama comenzó a crecer inundando varias viviendas, pero que ayer la situación comenzó a empeorar.

 Féliz, quien reside en  el  lugar desde hace muchos años, declaró que la Defensa Civil no  hace nada aquí.

“Hemos tenido que sacar de las casas  nuestros corotos nosotros mismos”.

Agregó que “nosotros pedimos al Presidente de la República que haga algo por nosotros los que vivimos en La Barquita porque todos los años tenemos este mismo problema en época de lluvias”.

En cambio Gómez  sostuvo que la situación del barrio es crítica y afirmó que las autoridades “lo que nos hacen es promesas y promesas y no resuelven nada. Estamos  cansados de que nos engañen, ya que los políticos solo se acuerdan de que  existimos cuando estamos en campaña”.

 “Mira como está la situación de nosotros y nadie viene a socorrernos y esto es muy lamentable”, añadió.

Zoom

Socorro

 El encargado de la Defensa Civil en La Barquita, Julio César Segura expresó que estaban tomando las medidas de lugar para evitar desastres  por los aguaceros y que algunas familias serían llevadas al Centro Comunitario Capilla San José.

Medidas

Segura sostuvo que las familias que abandonaron sus viviendas están alojadas en casas de familiares y amigos.