Miedo al narco cierra única escuela en barrio

Miedo al narco cierra única escuela en barrio

POR GERMAN MARTE
El terror de las bandas de narcotraficantes se impuso en la Loma del Chivo. Ayer, líderes comunitarios, profesores y los padres de los alumnos decidieron cerrar la única escuela del sector, ante el temor de que alguno de los estudiantes muera víctima de las constantes balaceras que se producen en torno al centro escolar.

Los dirigentes no descartan declararse en huelga de hambre si las autoridades no van en auxilio del sector y controlan a los pandilleros.

Anoche la jefatura de la Policía informó que dispuso una investigación sobre la situación de ese sector y las motivaciones del cierre de la escuela. De la indagación fue encargado el inspector general de la institución, mayor general José Luis Domínguez Castillo.

Asimismo, la jefatura policial dijo que a la Loma del Chivo fueron enviados los coroneles Manuel Castro Castillo, Osiris Alcántara Rodríguez, Víctor Leonardo Burgos y Rafael Rojas Polanco para que, independientemente de los resultados de la investigación, tomen las medidas pertinentes en torno a las denuncias formuladas por los moradores del sector.

«Es preferible cerrar la escuela y no esperar que uno de los niños muera en medio de un tiroteo», afirmó el dirigente comunitario Alexis Peña durante la rueda de prensa en la que se anunció el cierre de la escuela María Auxiliadora, de la Loma del Chivo.

Explicó que por decisión unánime de los profesores, la asociación de padres y amigos así como dirigentes de varias organizaciones del sector, se aprobó suspender la docencia, a pesar del peligro que esto conlleva para el desarrollo del año escolar.

De su lado, la profesora Dinorah Muñoz, directora de la escuela, manifestó que la comunidad educativa de la Loma del Chivo está en un estado de nervio y no saben si es mejor despachar a los estudiantes o no.

Explicó que aunque los delincuentes no entran al plantel, se enfrentan a tiros en uno de los callejones que están frente a la escuela, sin importarle si es hora de clase o si los alumnos y profesores van saliendo o entrando. Indicó que en varias ocasiones ha solicitado los servicios de la Policía Escolar, pero no ha recibido ninguna respuesta.

En rueda de prensa celebrada en el plantel escolar, Peña dijo que desde hace dos meses bandas del sector y de Agua Dulce que se disputan el control de puntos de drogas se enfrentan a tiros a cualquier hora del día o de la noche causando terror entre los residentes del lugar, sin que ninguna autoridad intervenga.

«Aquí mismo en el patio de la escuela han caído proyectiles durante los enfrentamientos de los delincuentes», explicó Peña.

Ante esa situación, adujo, la Junta de Vecinos, la Fundación Loma del Chivo, el Centro para la Paz, la Tolerancia y el Desarrollo, la Coordinadora Barrial con Don Bosco, en combinación con las autoridades del plantel escolar decidieron suspender la docencia, «porque no queremos que muera un niño para después nosotros buscarle solución a la situación». De hecho, agregó, muchos padres de los más de 700 alumnos que hay en la escuela han optado por no enviar a sus hijos, por temor a que queden atrapados en medio de los enfrentamientos entre bandas que según los vecinos están armados de pistolas, uzis, chilenas y otro tipo de armas de fuego.

Indicó que hace meses que en el plantel no se imparte docencia en horario nocturno, «porque no hay seguridad».

De acuerdo con Alexis Peña, la misma situación que se produce en la escuela de la Loma del Chivo ocurre en la Escuela Unida 27 de Febrero y la escuela Héctor J. Díaz.

De su lado, la dirigente comunitario Andrea Ledesma sostuvo que la comunidad  vive en zozobra por los enfrentamientos entre bandas, y señaló que los apagones son los mejores aliados de los delincuentes.

Mientras que Andrés Mañón manifestó que los dirigentes comunitarios de la Loma del Chivo esperan que las autoridades son cómplices de lo que está ocurriendo en el sector.

Indicó que fruto de los enfrentamientos en el sector en los últimos días se produjo la muerte de un hombre a quien llamaban «El Cerdo», y otras cinco personas han resultado con heridas de balas.

Mañón expresó que en la Loma del Chivo «hay un miedo absoluto», y adelantó que si con la paralización de la docencia en la escuela las autoridades no resuelven la situación los dirigentes del sector se van a declarar en huelga de hambre.

Indicó que en la Loma del Chivo hay apenas 325 viviendas, y sin embargo hay más de 25 armas de fuego -de todos los calibres- en manos de delincuentes, y en Agua Dulce, un sector contiguo, hay más de 50 armas, «imagínese cuando salen todas esas armas».

Al respecto, Alexis Peña dijo que los moradores del barrio han perdido la confianza en la Policía porque dicen que cuando agarran a uno de los muchachos con un arma, los suelta al poco tiempo.