Micheletti: “EEUU me presiona”

Micheletti: “EEUU me presiona”

TEGUCIGALPA  AP.- El presidente de facto Roberto Micheletti calificó ayer de “errática” la política exterior de Estados Unidos por exigir su dimisión y reiteró que entregará el poder el 27 de enero al mandatario electo Porfirio Lobo. 

“Estados Unidos me presiona para que yo me vaya. Y no cambiaré de idea sólo porque venga alguien aquí a presionarme para complacer a un sector del gobierno norteamericano ante la posibilidad de darnos dinero o de abrirnos las puertas al mundo”, dijo Micheletti al canal 5 de televisión.

 “Siento una enorme admiración por el pueblo norteamericano, pero la actuación internacional de ese país es errática”, afirmó.  

Las declaraciones de Micheletti se registraron un día después de la llegada a Tegucigalpa del subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Craig Kelly, con quien se reunión durante más de dos horas en la jornada. En la víspera se encontró con el presidente derrocado Manuel Zelaya y Lobo.  La embajada norteamericana dijo  que Kelly trabajó por “restablecer el orden democrático y constitucional en Honduras y promover la reconciliación nacional”. Señaló que la formación de un gobierno de unidad nacional y el establecimiento de una comisión de la verdad, puntos pendientes del acuerdo Tegucigalpa-San José, “son el mejor camino para restaurar la posición de Honduras con la comunidad internacional”. 

Agregó que Kelly destacó que “la ayuda que la comunidad internacional pueda proporcionar al pueblo será indispensable para superar las dificultades que experimenta la nación”, subrayó.  Según Micheletti, Estados Unidos desea anticipar su salida “con la promesa de otorgar muchos millones de dólares de ayuda a Honduras. Sin embargo, Washington debe respetar la decisión soberana de nuestro pueblo”.  Dijo que no asistirá a la ceremonia de asunción de Lobo. “Estaré en la oficina y, apenas le coloquen (a Lobo) la banda presidencial, me iré con mi familia a casa y después a mi pueblo natal”. 

 Zelaya critica EU.-  Zelaya afirmó ayer que los Estados Unidos “no tienen la fuerza” necesaria para sacar del cargo a Micheletti. “EU está luchando por que Micheletti salga de la presidencia antes de la toma de posesión de Lobo. Sin embargo, él se ha encaprichado, se ha negado y les ha dicho que ya está subido en el caballo, con las espuelas puestas y con el freno, y de allí no lo baja absolutamente nadie”, comentó.

Roberto Micheletti

Estaré en la oficina y, apenas le coloquen (a Lobo) la banda presidencial, me iré con mi familia a casa y después a mi pueblo natal

Sé que debo tener precauciones porque Chávez tiene capacidad de enviar sicarios para matarme”

Piden captura cúpula  militar

Tegucigalpa. EFE.  El Ministerio Público de Honduras pidió ayer la captura de la cúpula militar por la expulsión del país del presidente Manuel Zelaya, quien consideró que la medida pretende “poner un manto” a la verdad de lo ocurrido el 28 de junio, mientras las Fuerzas Armadas anunciaron que se someterán al proceso judicial.

Zelaya afirmó que con esta acción del Ministerio Público (MP) se pretende “poner un manto” a la verdad de lo ocurrido el 28 de junio de 2009, mientras que las Fuerzas Armadas anunciaron que se someterán al proceso e integrarán su equipo de defensa.

El fiscal contra la Corrupción, Henry Salgado, dijo a periodistas que, acompañado por el fiscal general, Luis Rubí, presentó ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) un “requerimiento fiscal” contra la Junta de Comandantes de las Fuerzas Armadas, encabezada por el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Romeo Vázquez, e integrada por otros cinco oficiales. Salgado precisó que se pidió al tribunal supremo emitir “la orden de captura (contra los militares) y que se les inicie el procedimiento, que se les escuche y se les tome su declaración indagatoria». El fiscal explicó que presentó el recurso ante la CSJ porque se trata de “altos funcionarios” del Estado e indicó que se acusa a la Junta de Comandantes de los delitos de abuso de autoridad y expatriación  por haber expulsado a Zelaya hacia Costa Rica el 28 de junio.