Michael Schumacher brilló en carreras de Fórmula 1

Michael Schumacher brilló en carreras de Fórmula 1

Tal y como se esperaba, Michael Schumacher hizo historia en el 2003.

Al ganar su sexto campeonato mundial de fórmula uno, el alemán eclipsó el récord de más títulos del argentino Juan Manuel Fangio, que se remontaba a los 50.

Pero el libreto del sexto título de «Schumi» fue muy diferente al dominio avasallador que había ejercido en los últimos años. En el 2002, por ejemplo, Schumacher ya tenía guardado el título en el bolsillo a mitad de temporada.

Esta vez, se alzó con el mundial por apenas dos puntos, teniendo que sufrir para figurar octavo en la última carrera, en Japón para superar al finlandés Kimi Raikkonen de McLaren y al colombiano Juan Pablo Montoya de Williams, éste último por 11.

Fue el mundial más reñido en mucho tiempo y ello obedeció a las nuevas reglas que se introdujeron para frenar la supremacía de las Ferrari.

La diferencia se notó en la clasificación de pilotos, ya que siete marcaron más de 50 puntos y un total de ocho ganaron carreras.

Montoya se llevó dos victorias, incluyendo la de Montecarlo, y probablemente hubiese sido el campeón de la temporada.

El colombiano llegó a la penúltima válida, el Gran Premio de Estados Unidos, a tres segundos de Schumacher.

Tras haber partido desde el segundo lugar en Indianápolis, las opciones de Montoya se desvanecieron al ser sancionado tras apenas dos vueltas por embestir al brasileño Rubens Barrichello, el compañero de Schumacher.

La falta le costó caro a Montoya, al ser relegado al undécimo sitio. No pudo más que cruzar la meta como sexto y ver a Schumacher subir a lo más alto del podio.

Schumacher salió triunfador en 11 carreras en 2002, pero en sólo seis en 2003. Quedó marginado del podio en las primeras tres pruebas: Australia, Malasia y Brasil. No faltaron sus quejas por los cambios en el nuevo criterio para las jornadas de clasificación.

Pero Schumacher sacó su estirpe y ganó carreras en el momento justo, conduciendo el nuevo modelo de Ferrari, el F2003 GA, en ruta a un quinto título consecutivo en el campeonato de constructores.

Ferrari sumó 158 puntos, seguido por Williams (144) y McLaren (142).

Schumacher se impuso en dos carreras sobre el cierre del mundial, lo que le permitió tomarlo suave en Japón y así rebasar la marca de Fangio.

Según Schumacher, su mérito fue establecer un nuevo hito y no haber borrado uno viejo.

«Uno no puedo tomar a una figura como Fangio y compararlo con nadie de hoy en día», declaró Schumacher. «No hay nada que

se le compare. Son dos épocas diferentes».

Schumacher tendrá 35 años cuando la nueva temporada arranque, pero sostiene que no tiene planes de retirarse.

«No hay motivos para retirarme, especialmente si me siento capaz de competir al nivel máximo», indicó.

Para el 2004 se anticipan más cambios.

Dos nuevas pruebas fueron agregadas al calendario, en Bahrein y China.

Turquía e India lucen como probables sedes para el futuro al tiempo que la F1, a causa de las restricciones contra la publicidad de tabaco en Europa, busca otros senderos.

Tras una temporada en la se empleó la clasificación a una vuelta, el 2004 presenta un formato de dos vueltas.

Los cuatro equipos grandes, Ferrari, Williams, McLaren y Renault, no hicieron cambios en su plantilla de pilotos.

Montoya seguirá con Williams en el 2004, pero pasará a McLaren en el 2005, tras haber convenido un acuerdo de dos años y un salario de 10 millones de dólares por temporada. Esto duplicará su salario, lo que era su principal queja en Williams, donde Ralf Schumacher devenga dos veces más, según se dice.

El italiano Giancarlo Fisichella y el brasileño Felipe Massa conducirán los Sauber, suplantando a los alemanes Nick Heidfeld y Heinz Harald Frentzen.

Jaguar cifra esperanzas en el austríaco Christian Klien, un chico de 20 años que reemplaza al inglés Justin Wilson. Klien, quien no se había subido a un bólido de F1 hasta hacer pruebas en España el mes pasado, será el compañero del australiano Mark Webber.

La salida de Montoya abrirá una vacante en Williams en el 2005. Ya se han barajado varios candidatos y suenan los nombres Barrichello, Jenson Button de BAR, y Fisichella.

Williams también ha tomado a prueba a los hijos de dos ex campeones en la escudería: Nelsinho Piquet y Nico Rosberg.

Hubo nuevo campeón en el mundial de rally con la consagración de Petter Solberg.

En un cierre de película, el noruego Solberg tuvo que ganar la última carrera de la temporada, el Gran Premio Británico, para superar al francés Sebastien Loeb y el español Carlos Sainz.

Los circuitos IRL y CART de la fórmula indy tuvieron temporadas notables.

El neocelandés Scott Dixon conquistó su primer título en la IRL, cuya definición llegó hasta la última fecha, con cinco pilotos en la pelea, entre ellos los brasileños Gil De Ferrán, Helio Castroneves y Tony Kanaan.

Pero la muerte del estadounidense Tony Renna, apenas diez días después de la última carrera, cubrió de luto al circuito.

Renna falleció al estrellar su bólido contra un muro durante pruebas de neumáticos en el Indianápolis Motor Speedway. Era su primer día conduciendo para el equipo de Chip Ganassi, que lo había contratado para correr el año próximo con Dixon.

Dixon venció a De Ferrán por 18 puntos, pero el brasileño se llevó la satisfacción de alzarse con las 500 Millas de Indianápolis.

De Ferrán malogró el intento de Castroneves, que buscaba convertirse en el primer piloto en la historia en ganar la carrera tres veces consecutivas.

El canadiense Paul Tracy hizo de las suyas en la CART,

atrapando el título por primera vez tras 13 temporadas de intentos infructuosos. El brasileño Bruno Junqueira fue segundo y el mexicano Michel Jourdain quedó tercero.

La CART sigue atravesando problemas financieros y bajó el telón de su temporada con la noticia de que varios propietarios de equipos quería comprar la franquicia.