Metas y acciones programa económico 2011

Metas y acciones programa económico 2011

La carta de intención, correspondientes a la 5ª y 6ª revisión aprobadas el 15 de julio por el Directorio del FMI, reiteran las metas de déficit dirigidas a la consolidación fiscal,  y un calendario de acciones estructurales, en los ámbitos fiscal, monetario y eléctrico, cuya mayoría fueron ejecutadas y el resto pautadas a lo largo de este año.

El programa económico iniciado en octubre del 2009 definía una primera etapa de expansión fiscal, dirigida a estimular el crecimiento, pero a partir del segundo semestre del 2010 la tónica era reducir el déficit del gobierno central y del sector público consolidado, y efectivamente ese proceso se ha cumplido; por ello el  déficit del gobierno central se ha reducido desde 3.4% del PIB en el 2009 a 2.5% del PIB en el 2010 y el compromiso para este año es un déficit del gobierno central equivalente al 1.6% del PIB (RD$33,500 millones).

Para cumplir con esa meta, que implica un fuerte ajuste equivalente al 0.9% del PIB, las autoridades tenían el obstáculo de una caída de las recaudaciones en relación a lo estimado (proyectado a RD$10 mil millones este año) y el aumento del subsidio al sector eléctrico desde US$350 millones a US$690 millones, por consiguiente fue necesario un paquete impositivo, transitorio en su mayoría, más la reducción del gasto en 12% a determinadas instituciones.

En el ámbito monetario en las seis revisiones se ha sobre-cumplido la meta de reservas internacionales neta y está garantizado el cumplimiento con mucha holgura de la meta a diciembre del 2011 (US$2,315 millones) gracias al ingreso de recursos externos y los bonos soberanos, que el Ministerio de Hacienda se compromete a depositar en el BC, lo cual quitará presión y permitirá una mayor acumulación de reservas.

Aun cuando la carta de intención reconoce que la inflación está controlada, el Banco Central, en el caso de que se originen presiones en un contexto de alza mundial de los precios, reitera la disposición de elevar la tasa de política y para fortalecer una posición de restricción monetaria se limita el crecimiento de la base monetaria a un techo reducido de los activos internos netos (base monetaria menos reservas netas) de RD$80 mil millones a RD$70 mil millones.

En cuanto a los veinte y tres indicadores de referencia estructural para el 2009-2011 (cuadro #2 carta de intención) se han cumplido 14 y quedan pendientes en el área fiscal para agosto el informe sobre los costos y beneficios del régimen actual de exenciones; en materia financiera depositar en septiembre ante el Congreso un proyecto de ley sobre supervisión consolidada de los grupos financieros y a diciembre el programa Monetario deberá diseñarse en base al marco de “metas de inflación”. En el área eléctrica la implementación de la “tarifa técnica” y la flexible mediante leyes depositadas en el Congreso en septiembre del 2011, así como incrementar los beneficiario del bono luz y de la tarjeta solidaridad.

En medio de un choque externo de los precios, una economía global con graves turbulencias, países desarrollados en serias dificultades como Irlanda, Portugal, España, Italia y los propios Estados Unidos; la República Dominicana sigue exhibiendo un notable desempeño gracias al compromiso de las autoridades con el mantenimiento de un clima de crecimiento con estabilidad y el cumplimiento de las metas del programa con el FMI que contribuye a reforzar los altos niveles de confianza de los mercados, las empresas clasificadoras de riesgo y los agentes económicos.