Merman esperanzas latinas en el boxeo Juegos Atenas

Merman esperanzas latinas en el boxeo Juegos Atenas

ATENAS (AP).- El boxeo olímpico deparó solo amarguras a México, República Dominicana y Venezuela el domingo. El mexicano Juan Navarro cayó 48-31 frente al kazajo Nurzhan Karimzhanov en los 64 kilos y posiblemente terminó en Atenas su carrera amateur, pues dijo que su meta es ingresar a las filas profesionales.

«Me enfrenté con un rival rápido, con fuerza y sobre todo de muchas artimañas por la experiencia que tiene», manifestó Navarro.

Fue el segundo revés de México, pues el sábado perdió Alfredo Angulo en los 75 kilos.

Venezuela vio escaparse una de sus esperanzas de medalla con la derrota de Patric López en los 64 kilos frente al italiano Michele di Rocco.

López, campeón panamericano del 2003, perdió 34-30 y, visiblemente molesto, no hizo declaraciones a la prensa.

Su coterráneo Jean Carlos Prada no corrió mejor suerte frente al uzbeko Sherzod Husanov, con quien perdió 33-20 en los 69 kilos.

Este joven de 19 años dijo que su primera experiencia olímpica le enseñó a «entrenar, competir y trabajar mucho la técnica».

El uzbeko envió al venezolano a la lona con su gancho derecho. «Me afectó mucho. Después seguí luchando pero fue demasiado para mí. Traté de lanzar golpes, no me sentí cansado, pero me falta técnica, la ventaja era muy grande y no pude», comentó Prada.

El dominicano Isidro Mosquea, quien el sábado cumplió 28 años, perdió con el marroquí Hicham Nafil 42-40 en los 64 kilos.

«No entiendo lo que pasó, pensaba haber ganado, pero en el último round estaba un poco cansado», dijo Mosquea. «Bajé la defensa y mi rival me golpeó seguido con un gancho de derecha y otro de izquierda que acabó con mi sueño».

Su derrota se sumó a la de su compatriota Juan José Ubaldo en los 75 kilos el sábado.

El cubano Lorenzo Aragón, por su parte, dominó ampliamente al griego Theodoros Kotakos, a quien el árbitro declaró fuera de combate en los 69 kilos.

Aragón, titular mundial de esta división, dijo que no quiere parar «hasta ver izar la bandera de mi país y oir el himno cubano».

El ruso Oleg Saitov, que busca su tercera medalla de oro, castigó 54-27 al australiano Gerard O»Mahony en esa división y mantuvo viva su esperanza de alcanzar un hazaña que sólo lograron el húngaro Lazlo Papp y los cubanos Teófilo Stevenson y Félix Savón.

El estadounidense Vanes Martirosyan apabulló 45-20 al argelino Benamar Meskine, y ahora se las verá con Aragón, en la segunda jornada de esta división, en uno de los combates más atractivo del jueves.