Melky Cabrera tiene bonos altos en NY

Melky Cabrera tiene bonos altos en NY

Por MARK FEINSAND
Del NY Daily News
TAMPA
– Melky Cabrera causó una gran impresión la temporada pasadsa, mostrando su potencial como reemplazo del lesionado jardinero japonés Hideki Matsui.

El rol de Cabrera esta temporada podría ser el de cuarto jardinero de los Yanquis, pero el dirigente Joe Torre se reunió con el joven y le dejó saber que hay planes más grandes para el jugador de 22 años.

“Queremos que su mentalidad sea la de un jugador de todos los días, no solo de reemplazo”, dijo Torre. “Nos gustaría pensar que podemos mantener a todo el mundo fuerte antes de que se cansen”. Con Matsui, Johnny Damon y Bobby Abreu, quienes tienen más de 30 años, en los jardines, la idea es de usar a Cabrera en los tres puestos, manteniendo así al trío fresco todo el año.

Cabrera jugó 116 partidos en el jardín izquierdo la temporada pasada, pero también abrió ocho en el derecho y cuatro en el central. Torre todavía no sabe cuántos turnos al bate quiere para Cabrera esta temporada, aunque probablemente no se acerque a los 460 del 2006.

De todas formas, recibirá mucho trabajo esta primavera para prepararse con miras a la temporada.

“El tiene que venir al parque pensando que es un jugador de todos los días”, dijo Torre. “La única diferencia es que tendrá tiempo de juego en las tres posiciones… En términos de turnos al bate, necesitamos ver qué podemos conseguirle”.

MAQUINA DE ERRORES
Antes de las prácticas de bateo de ayer, los Yanquis trabajaron con una nueva máquina de pitcheos. ¿El único problema? La máquina tenía diferentes velocidades en sus ruedas, produciendo elevados con estilo de nudillos.

Robinson Canó falló su bola, igual que Alex Rodríguez, a quien le dio en el guante.

Derek Jeter atrapó una que giraba en el último segundo, motivando los aplausos del público y de A-Rod.

“Todo lo que salían era nudillos”, dijo Jeter. “Fue divertido, pero al mismo tiempo no lo fue”.

Matsui corrió hacia atrás buscando una bola que iba en su dirección, solo para verla caer en el infield. “Pensé que le iba a golpear en la cabeza”, dijo Torre.
Versión (Dionisio Soldevila Brea). –