Mejía y militares actuaron rápido

Mejía y militares actuaron rápido

El jefe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), el argentino Santiago Murray, declaró anoche que si el presidente Hipólito Mejía no admite rápido su derrota la noche del domingo pasado, se pudieron presentar en el país «momentos de seria preocupación».

Murray habló anoche tras ser reconocido con la llave de la ciudad de Santo Domingo, otorgada por el Ayuntamiento del Distrito Nacional, representado por el síndico Roberto Salcedo.

Al término del acto confirmó a periodistas que hubo grupos armados que amenazaron la seguridad de urnas, pero esos hechos de aislados, no afectaban el resultado de las elecciones y que las autoridades militares actuaron rápidamente.

Es muy riesgoso llegar a las 11:30 de la noche y que el pueblo sólo conociera el 3% de los resultados electorales, con la emisión del primer boletín.

Atribuyó la situación a demoras provocadas por la aprehensión que había entre los dos principales partidos políticos, Revolucionario Dominicano (PRD) y de la Liberación Dominicana (PLD).

También, a muchos mecanismos de seguridad y vigilancia mutua entre los partidos y a las variaciones que se daban a nivel de las juntas municipales, de lo cual, dijo, fue testigo.

Entiende que los dominicanos han demostrado que pueden llevar a cabo comicios normales, transparentes y limpios, sin necesidad de la observación internacional; aunque ello no quiere decir que esas delegaciones no vengan a su labor de observación.

Sostuvo que en ningún momento estuvo en peligro el reconocimiento de la voluntad popular.

Insistió en la decisión del presidente Hipólito Mejía de aceptar su derrota y reconocer el triunfo de su adversario Leonel Fernández.

Consideró sin precedente e importante el gesto del presidente Mejía cuando a penas conocido el 3% de los resultados electorales admitió su derrota.

El acto de reconocimiento fue realizado en el Museo de las Casas Reales en la Zona Colonial. Asistieron, empresarios, diplomáticos y otros observadores internacionales.

Murray agradeció el gesto de las autoridades de Santo Domingo, de manera personal y en nombre del equipo que le acompañó en representación de 14 países miembros de la OEA.

«Fue una experiencia muy rica, que por cierto, nos va a servir en esta tarea, encomendada a la Organización de Estados Americanos (OEA) de impulsar el mejoramiento de los procesos electorales en todos los países de la región», expresó.

Opinó que la República Dominicana ha dado un claro ejemplo al mundo de como, a pesar de las aprehensiones y los problemas que se presentaron previo al día de los comicios y todo eso fue superado.

Las autoridades electorales, afirmó, actuaron con celeridad dando respuestas y disipando las dudas.

Destacó lo que definió como el entusiasmo del pueblo dominicano en la jornada de votación y la fuerte voluntad de ejercer su derecho.

Consideró que en República Dominicana ha quedado atrás la violencia en los eventos electorales.

El síndico Salcedo consideró que el proceso electoral reciente consolida el sistema democrático y la confianza de los dominicano.

Además de Murray y Salcedo, la mesa de presentación estuvo integrada por la vicesíndico, Alma Fernández, el presidente de la Sala Capitular, Gabriel Castro; la representante de la OEA en el país, Berta Santoscoy, y Angélica Sanz de Salcedo, esposa del síndico.

Murray adelantó que algunas recomendaciones sobre el proceso de las elecciones dominicanas serán plasmadas en un informe que presentarán al Consejo Permanente de la OEA.

Dijo que acogerá una invitación del síndico Roberto Salcedo para venir a Santo Domingo, no en calidad de observador.